El Correo
Baskonia

EUROLIGA

El Baskonia modela su constancia

fotogalería

Beaubois entra en la zona rival, en el Kombank Arena. / Efe

  • Los azulgranas mantienen bajo control al Estrella Roja en su cancha tras responder a cada reacción local con un ejercicio de resistencia

Salió por la puerta grande el Baskonia, ufano por el umbral principal de la cancha más incandescente de Europa, ayer con varios grados menos de combustión gracias a la capacidad de resistencia de un visitante tenaz. Consciente de la necesidad de recuperar el camino del triunfo en una Euroliga en cuya tabla pueden comenzar a marcarse diferencias, el plantel vitoriano rompió de cuajo la racha de dos derrotas acumuladas ante Olympiacos y Unicaja para apuntarse un triunfo a domicilio más que meritorio. En una guarida en la que hace una semana había caído el Barcelona, el Baskonia se alzó como una sombra de trazos perfectamente definidos. Lo suyo fue un notable ejercicio de adaptación a un encuentro áspero, en el que se impuso la baja anotación.

Sobre el papel, es un clima que no se adecúa a los rasgos distintivos de este Baskonia de arranque de campaña. Pero no está nada mal la cintura mostrada por los hombres de Sito Alonso, de nuevo sin Andrea Bargnani y con Chase Budinger debutante, pero con una mirada imperturbable, hábil a la hora de aprovechar los momentos de desorientación de los serbios y después perseverante a la hora de resistir cada embate local en busca de una remontada que nunca llegó.

No se arrugó ni un ápice el Baskonia ante el ambiente caldeado y vociferante del Kombank Arena. Noche de viernes en la caldera del Estrella Roja y las gargantas listas para apoyar al anfitrión. Incansable la afición rojiblanca y siempre en pie, porque en estas tierras el baloncesto no se contempla sentado. A pesar del escenario adverso, los azulgranas se aplicaron con energía desde el inicio, conscientes de que un arranque en frío podía enardecer los ánimos caseros.

Cerco progresivo

Shane Larkin y Rodrigue Beaubois se aliaban para alimentar la fragua ofensiva mientras el Baskonia mostraba su perfil más serio y concentrado, sostenible en defensa y siempre dispuesto a castigar los errores de un Estrella Roja un tanto agarrotado. El equipo de Sito Alonso comenzaba a estirarse en el primer cuarto, que se cerró con un 15-22 después de la irrupción fulgurante de Jaka Blazic, recibido como un héroe del pasado, y que endosó a su exequipo cinco puntos consecutivos en un abrir de ojos nada más saltar a la cancha.

Era una pequeña renta que preservar y, a poder ser, aumentar para el Baskonia, que se puso manos a la obra durante un segundo capítulo en el que controló cada acometida del Estrella Roja, incómodo ante la voluntad del visitante por elevar las revoluciones del juego y sin encontrar a sus hombres de referencia. Mientras, cundía la armonía en las filas de un conjunto azulgrana que mantenía bajo control a los serbios e incluso se beneficiaba de los primeros destellos de Budinger. Los tiros libres del alero recién llegado ayudaron a marcar una brecha de 13 puntos (24-37, minuto 19) mientras los balcánicos buscaban una manera de reactivar su baloncesto mientras el duelo alcanzaba el descanso con un 28-37 que seguía sonriendo a los azulgranas.

El cerco serbio trató de estrecharse durante una segunda parte de constante presión del Estrella Roja. La grada seguía entre bote y bote y con un aliento constante, pero el Baskonia ni se inmutó. Dos triples de Simonovic y Jenkins hicieron acercarse a los balcánicos en el tramo final de tercer cuarto (48-53, minuto 29), pero los vitorianos salieron de las cuerdas con un parcial de 0-6 manejado por Shengelia e Ilimane Diop.

El cuadro vitoriano concluía el tercer cuarto con una renta de once puntos (48-59) y dispuesto a soportar con entereza una última ofensiva del Estrella Roja, rabioso ante su incapacidad para encontrar una grieta en el entramado rival. El equipo de Radonjic se apoyó en la experiencia de un Milko Bjelica percutor desde el poste bajo, pero que no terminó de quebrar el muro de granito azulgrana. Un triple de Guduric abrió el cielo al plantel belgradense y una acción de 2+1 enardeció aún más a la grada del Kombank Arena (61-66, minuto 34). Parecía el momento para que cayera el Baskonia, pero no lo consintió Beaubois. El exterior francés demostró en el tramo final del duelo que la lesión que le mantuvo a oscuras durante más de mes y medio ya es historia. Ya lo había hecho en anteriores encuentros, pero el de anoche en Belgrado fue el más serio. Beaubois anuncia su eclosión para beneficio de un Baskonia que se apoyó en su calidad y valentía ofensiva para salir indemne de la cancha con más nivel de decibelios del Viejo Continente.

Directo

ESTRELLA ROJA 63 - 70 BASKONIA

Esto es todo por nuestra parte. Gracias por haber vivido con nosotros esta victoria europea de Baskonia. Saludos!! Agur!!!

Buen debut de Chase Budinger, con 7 puntos, 4 rebotes y un par de robos.

Shane Larkin, 18 de valoración, 16 puntos anotados, ha sido el mejor del partido. 16 puntos también sumó Beaubois. Gran aportación ofensiva de los dos dos organizadores del equipo.

Tercer triunfo para el casillero baskonista, en un partido que tal vez no tuvo el ritmo ni la espectacularidad esperada, pero en el que los de Sito Alonso ha sabido trabajar mucho y bien para sacarlo adelante.

Importante victoria de los gasteiztarras en el Kombank Arena.

ESTRELLA ROJA 63 - 70 BASKONIA

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate