El Correo
Baskonia

LIGA ACB

Un Baskonia demasiado humano

fotogalería

Larkin trata de anotar en presencia de Diot. / Moises Castell

  • La escuadra azulgrana, inconstante y convertida en agujero negro defensivo choca contra un duro Valencia Basket

Entre la versión sublime del pasado viernes ante el Fenerbahce y la imagen deslucida mostrada ayer en la ‘Fonteta’ en la derrota ante el Valencia Basket debe de haber un término medio donde se sitúa la realidad actual del Baskonia. La traslación fulminante del opulento frente continental a la cotidianidad de la Liga ACB cogió al conjunto azulgrana descolocado, quizás con un nivel de confianza excesiva tras la reciente hazaña. Pero, sobre todo, se topó con la reserva casi vacía y sin capacidad para reordenar las fuerzas de una plantilla larga para plantar cara con garantías a un rival convertido en una roca, atrincherado en feudo propio y con recursos para embarrar un partido en el que el visitante vitoriano terminó ahogado en el cieno.

La ausencia de Tornike Shengelia dejó al Baskonia sin un puntal de agresividad de primer orden, pero no es menos cierto que los levantinos supieron vivir también sin un referente de la talla de Bojan Dubljevic. El cuadro azulgrana terminó por estrellarse contra un oponente robusto y con un grado de intensidad y constancia superiores. Encontró armas en sus opciones individuales para intentar mantenerse en el partido e incluso situarse a la altura en el marcador avanzado en el último cuarto. Sin embargo, naufragó sin absolución posible en el trabajo defensivo. Su tarea de contención se convirtió en una agujero negro de sintonía, con situaciones constantes de claudicación en materias básicas. El mismo Baskonia que había endurecido su perfil defensivo en los duelos ante el Estrella Roja y el Fenerbahce se convirtió ante el Valencia Basket en un equipo demasiado permisivo, capaz de entregar un buen puñado de canastas en los segundos iniciales de posesión.

Volvió esa versión de desequilibrios extremos en el protagonismo, con jugadores sobreutilizados como Larkin, Hanga o Voigtmann y ‘ausencias’ marcadas como las de Bargnani o Budinger, difuminados a más no poder. Gran parte del peso del esfuerzo volvió a caer sobre rostros conocidos hasta hacer que el Baskonia transitara sobre el alambre obligado a realizar equilibrios imposibles.

Los achaques del viajero

En esta ocasión no hubo salvador posible ni un chispazo convincente para la redención. El plantel vitoriano purgó sus pecados defensivos, convertido en un equipo demasiado humano, fracturado por el vicio de la inconsistencia después de su soberbio despliegue ante el Fenerbahce. El Valencia golpeó sin freno los achaques del viajero azulgrana con una defensa martilleante y dagas ofensivas inapelable como Antoine Diot, que perforó cuando y como quiso las líneas azulgranas, o el acierto triplista de un Rafa Martínez tan pendenciero como letal. Los taronjas incluso se permitieron el lujo de sumar un invitado inesperado como Pierre Oriola, encargado de desenmascarar la porosidad azulgrana bajo los aros en las postrimerías del tercer cuarto, cuando los visitantes se acercaron tras un triple de Hanga (51-47, minuto 26).

El interior de Tárrega lideró la resistencia de un Valencia Basket que cerró el tercer capítulo con un 68-58. El Baskonia se amparó en la iniciativa de Larkin, aprovechó la técnica endosada a un protestón Rafa Martínez y logró cuadrar un parcial de 0-9 que igualó el luminoso (73-73, minuto 33). Era el momento crítico del duelo, la ocasión para que los azulgranas fijarán al fin un muro de contención. Terco en sus errores, el Baskonia terminó por jugársela al intercambio de canastas para confirmar que la magia ofensiva le había abandonado, que todo el ‘mojo’ estaba en manos de Antoine Diot y de Rafa Martínez.

Directo

FINAL: VALENCIA 99-BASKONIA 91. Diot con 28 puntos por los locales y Larkin con 26 para los baskonistas, máximos anotadores. Partido duro entre dos aspirantes.

Y canasta de Oriola sobre la bocina. 99-91. Final.

Canasta de Blazic. 97-91.

También el segundo.

Falla el primero.

97-89.

Tiros para Vives a 9 segundos para el final del partido.

Va a perder el Baskonia.

20 segundos para el final del partido.

Falla Beaubois.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate