El Correo
Baskonia

baskonia - tecnyconta zaragoza

Nuevo esquinazo a la angustia

fotogalería

Beaubois conduce el balón ante un rival. / Rafa Gutiérrez

  • El Baskonia tumba al Zaragoza en una prórroga que logró forzar de manera casi milagrosa

Fin a otra semana de desgaste superlativo con una sonrisa, pero también con cierto miedo en el cuerpo después de dar de nuevo esquinazo a la angustia. El Baskonia bipolar de la noche ante el Brose Baskets ha vuelto a ser este domingo un equipo de duplicidad de personalidades para terminar por llevar a buen puerto una azarosa singladura ante el Tecnyconta Zaragoza. Y eso que, en esta ocasión, forzó en exceso la suerte el conjunto vitoriano, de nuevo obligado a apoyarse en los mejores hasta el límite del aguante físico y que consiguió forzar una prórroga de manera casi milagrosa.

El tiempo extra fue la liberación para un Baskonia atribulado, que al fin voló alto ante un rival que sintió cómo le fallaban las fuerzas después de interiorizar que había perdido una gran oportunidad para cazar al coloso en su propia guarida. Lideró el último esfuerzo azulgrana Rodrigue Beaubois, redimido con la anotación desde mediado el último cuarto, cuando embocó tres triples consecutivos después de una tarde aciaga desde la larga distancia. Un parcial de 14-5 destensó los nervios y alejó la perspectiva de un feo tropiezo en casa ante un Tecnyconta Zaragoza que sí supo aprovechar una semana entera de trabajo de entrenamiento y que ahondó en las descoordinaciones de un anfitrión justo de piernas, de nuevo permisivo en su disposición defensiva y que, al final, logró encontrar una pegada superior y efectiva. La escuadra maña tomó el autobús de vuelta a casa consciente de haber entregado un encuentro que casi tenía entre sus manos.

En esta ocasión, el Baskonia esperó a que avanzara el último cuarto para conjurar una reacción terminante. Corría el minuto 33 y el Zaragoza caminaba firme hacia la hazaña con un 68-75 a favor. Irrumpió entonces un hombre de convicciones firmes en su propia muñeca como Rodrigue Beaubois. Después de haber errado cinco intentos triples de manera consecutiva, el escolta galó engarzó tres aciertos seguidos desde la misma distancia para igualar la contienda (77-77, minuto 36). El duelo se aceleró hacia un pulso cerrado peleado en las distancias cortas en el luminoso. Un triple de Jelovac permitió a los aragoneses entrar en el minuto final por delante (83-86).

El Baskonia parecía un equipo desesperado. Beaubois confió en su papel de salvador, pero falló un triple alocado a 36 segundos, Jelovac acertó uno de sus dos tiros libres (83-87) y Larkin respondió con una canasta doble para dejar el 85-87 a 20 segundos del cierre. El Baskonia debía morir en la defensa sobre el saque maño y a fe que lo hizo, hasta forzar la pérdida de balón rival. La opción de ganar o saltar al tiempo extra volvía a su manos, aunque la resolución de su baza ofensiva fue de lo más rocambolesca.

Larkin comandó un ataque que llevó el balón a las manos de Bargnani de manera demasiado forzada. Casi a punto de cometer pérdida, el italiano logró devolver la bola a cancha de juego, donde lo recogió el base estadounidense, que recibió la que sería la quinta falta de Tomás Bellas. El Zaragoza perdía a su cerebro sobre el parqué y la primera opción de salir por la puerta grande del Buesa. Frío en el momento álgido de tensión, Larkin embocó los dos tiros libres para igualar el encuentro a dos segundos y siete décimas de la bocina.

Fuera miedos

Los maños gastaron su segundo cartucho con un tiro de Jelovac que no encontró el aro. Hasta aquí llegó la prodigalidad del Baskonia, dispuesto a no conceder un regalo más para atacar la yugular zaragozana durante una prórroga de pleno color azulgrana. Fue el final del sueño aragonés, un nuevo despertar de la pesadilla de un Baskonia que logró encontrar el foco de combustión oportuno después de demasiados minutos de desorientación. La escuadra de Andreu Casadevall ejerció de dominadora del ritmo del encuentro apoyado en la labor interior de Fotu, un Jelovac estelar y el carácter incisivo de exteriores como Benzing, Juskevicius o Holt.

Los maños no echaron en falta a su máximo anotador, un lesionado Gecevicius, para poner contra las cuerdas a un Baskonia que, ante la activación de todas las alarmas terminó por apoyarse en figuras conocidas, sin que los secundarios terminaran de acudir a una nueva llamada de socorro. Sito Alonso da oportunidades, pero el dibujo final azulgrana sigue siendo el mismo. Este domingo, solo Andrea Bargnani ha logrado soltarse en ataque para alimentar a un equipo que se sigue abriendo paso en un calendario intensivo con los hombres de siempre.

Directo

BASKONIA 101 - 92 TECNYCONTA ZARAGOZA

Nos despedimos aquí. Gracias por habernos seguido un día más. Saludos!! Agur!!!

Por encima de todos ellos Jelovac, con 36 de valoración y 30 puntos anotados. Aunque eso, a la postre, no le ha servido de nada al cuadro aragonés.

En anotación, Beaubois se ha ido hasta los 22 puntos, con 4 triples, 3 de ellos consecutivos y claves en ese momento del partido. 17 ha sumado Bargnani y 16 Hanga.

Hoy el mejor del equipo ha sido Shane Larkin, a pesar de haber anotado sólo 14 puntos. Suma 24 de valoración gracias a su aportación en otras facetas del juego.

Pese a los errores, que han sido muchos, llega el sexto triunfo de los baskonistas.

Trabajadísima victoria gasteiztarra. Los de Sito Alonso han necesitado la prórroga para sacar adelante un partido en el que nunca han estado cómodos.

BASKONIA 101 - 92 TECNYCONTA ZARAGOZA

FINAL DEL PARTIDO EN EL BUESA ARENA!!!!!!

Se la dan de dos...

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate