El Correo
Baskonia

CSKA - BASKONIA

Solo dos triunfos azulgranas en trece visitas al feudo de la escuadra moscovita

Splitter y Scola, tras el triunfo ante el CSKA en la Final Four de 2005.
Splitter y Scola, tras el triunfo ante el CSKA en la Final Four de 2005. / Iosu Onandia
  • La última victoria conseguida por el Baskonia en territorio del coloso ruso data de la Final Four de 2005

El viaje a Moscú para rendir visita al CSKA tiende a ser una etapa dura, no solo por las distancias sino por la sensación recurrente de que se trata de una plaza poco menos que inexpugnable. Ya sea en el pequeño Universal Sports Hall o en el más amplio Megasport Arena, con capacidad para poco más de 13.000 espectadores, la escuadra rusa convierte su guarida en un espacio hermético. Lo sabe bien el Baskonia, que tan solo ha logrado imponerse al CSKA en dos de los catorce encuentros disputados entre los dos equipos en suelo ruso.

Eso sí, la última victoria azulgrana es de las que no se olvidan. El pabellón Olímpico de Moscú fue escenario de aquella Final Four 2005 en la que el Baskonia hizo añicos los sueños del gigante ruso en una semifinal ganada por 78-85. Fue un resultado que pulverizó pronósticos y condenó al CSKA al choque de consolación en la que se suponía que era su cita perfecta. No obstante, la primera pica en el santuario moscovita fue en el Top 16 de la campaña 2001-02, con un 73-90 para los vitorianos.

De vuelta al presente, El CSKA no ha permitido que nadie salga victorioso de su cancha en lo que va de campaña. Se trata de una tónica habitual año tras año. La pasada campaña, solo el Unicaja fue capaz de romper el dominio local del plantel ruso en la Euroliga.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate