El Correo
Baskonia

BASKONIA

Sito Alonso reclama más «energía»

Shane Larkin es seria duda para el partido de hoy por un esguince de tobillo.
Shane Larkin es seria duda para el partido de hoy por un esguince de tobillo. / Igor Aizpuru
  • El Baskonia, sin Diop y con la seria duda de Larkin por sendos esguinces de tobillo, busca recuperar su ADN antes de la Copa

El Baskonia se busca a sí mismo. Rebusca entre sus pertenencias para recuperar la identidad perdida en las últimas semanas. «Disgustado» por la imagen ofrecida en Tel Aviv, por las sensaciones más que por el resultado; consciente de que puede hacerlo mejor. Mucho mejor. Porque lo ha hecho antes. Lo bordó ante el Unics en el Buesa, machacó al Fenerbahce en casa, ganó en la pista del Real Madrid. Ese es el principal problema ahora, más que los números o la clasificación, volver a ser aquel equipo que elevó tanto su propio listón que ahora no se encuentra cómodo debajo de ese nivel marcado. «Somos conscientes de que hay cosas a nivel colectivo e individual que debemos mejorar y recuperar del pasado», asume Sito Alonso, que pide más «energía» a los suyos de cara al último ensayo antes de la Copa, el partido doméstico de esta tarde ante el Obradoiro (Buesa Arena, 18.00 horas).

El objetivo es recuperar la intensidad defensiva y la regularidad ofensiva para no depender tanto de los chispazos de un talento indudable. Seguir metiendo en dinámica de equipo a Bargnani, pero sin que su entrada entorpezca el rendimiento coral. Y reeducar a Beaubois, desconectado de las labores defensivas en este bajón colectivo. Nunca han sido su especialidad, pero en su caso han pasado de circunstanciales a problemáticas. «Sabemos que nuestro equipo depende totalmente de la energía en cada acción y en cada momento del partido. Si no hacemos eso al cien por cien, somos vulnerables, somos peor equipo. Es fácil lo que tenemos que realizar, ahora tenemos que ejecutarlo lo antes posible», reflexiona el entrenador.

Sin Shengelia ni Blazic

Que, además, cuenta con nuevos hándicaps en forma de bajas. Secuelas físicas de Tel Aviv: Ilimane Diop sufre un esguince de grados II y es baja para el partido de hoy; y Shane Larkin, con uno de grado I, es seria duda. «No asumiremos ningún riesgo porque queremos que llegue al primer objetivo del año –la Copa–, que es el partido del jueves ante el Tenerife», subraya el técnico azulgrana, que no tomará una decisión hasta momentos antes del encuentro. Sin el norteamericano se elevaría la cuota de minutos de Laprovittola y de Rafa Luz, además de la opción de Beaubois como ‘uno’, alternativa manejada a principio de temporada y desterrada con el desarrollo de la misma.

También sigue de baja Shengelia y no puede jugar en ACB Blazic, que fue dado de baja la semana pasada por aquello de los cupos, si bien el escolta esloveno, un especialista defensivo, solo fue utilizado durante un minuto y medio en Tel Aviv pese a que ninguno de sus compañeros fue capaz de frenar el poderío anotador de Goudelock.

Sin Corbacho ni Urtasun

Enfrente, tras salvar su primer ‘match ball’ por la permanencia ante el Manresa, el Obradoiro busca dar la campanada en el Buesa, sabedor, como reconoce su entrenador, Moncho Fernández, de que debe «hacer prácticamente todas las cosas bien» para tener opciones. «Hay que meter las que tengamos y estar muy bien en el aspecto defensivo. En muy pocos partidos hemos sido competitivos con los equipos grandes, es así. El Barcelona nos ganó con mucha facilidad y hago esfuerzos por borrar de mi memoria el partido ante el Real Madrid», precisa el técnico gallego, que tiene las bajas ya conocidas de Alberto Corbacho y Txemi Urtasun.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate