El Correo
Baskonia

copa del rey

¿Ve el árbitro el campo atrás de Llull?

Momento en el que Llull hace campo atrás a 9,8 segundos para el final del partido y la posición del árbitro en ese instante.
Momento en el que Llull hace campo atrás a 9,8 segundos para el final del partido y la posición del árbitro en ese instante.
  • El Real Madrid forzó la prórroga en con un triple de Randolph que nunca debió producirse por una acción antireglamentaria del base blanco

El resultado es inamovible y el sábado el Baskonia tendrá que enfrentarse al Real Madrid por una plaza en la final de Copa. Eso es así. Lo que está en duda son otras cosas. Por ejemplo, ¿debería haber ganado el equipo de Laso frente al Andorra? El entrenador vitoriano lo tiene claro. Sí. «No creo que los partidos se decidan en una jugada», declaraba anoche, después de que su equipo forzara la prórroga con un triple de Randolph, que nunca debió lanzarse dado que Llull comete campo atrás antes de pasarle el balón al pívot.

La jugada es incuestionable. Con 10 segundos para jugarse, Llull sube el balón en una última posesión a vida o muerte. El marcador: 83 -86 para los andorranos. Poco antes, unos polémicos pasos señalados a los de Peñarroya les habían impedido sentenciar el encuentro.

El exterior mallorquín avanza por el lado izquierdo de la pista y tras pasar el medio campo cambia de dirección. Cruza en horizontal todo el ancho del parqué y en el mismo centro, donde no hay línea porque la tapa la publicidad del círculo central pisa la divisoria. El árbitro, a cuatro metros está mirando fijamente lo pies de Llull en ese momento, como demuestra la grabación del partido. Nadie protesta la clara acción antireglamentaria.

El juego sigue, Llull se la da a Randolph, que había realizado el corte contrario al del timonel para liberar espacio y el pívot encesta de tres. Canastón y prórroga. En la continuación, los andorranos no logran mantener el excepcional nivel mostrado duranta 40 minutos y el Real Madrid pasa a la semifinal.

Las redes sociales no tardan en comenzar a elucubrar con todo tipo de complots y a bromear con que a Llull jamás se le pita la quinta falta -un chiste clásico entre los aficionados baskoistas- y ahora resulta que tampoco se le señalan las acciones de campo atrás.

Las imágenes aclaran prácticamente cualquier pregunta sobre lo sucedido anoche. Todas salvo una. ¿Es este el arbitraje que debe esperar el Baskonia en la semifinal del sábado?

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate