El Correo
Baskonia

copa del rey

«Deberá ser un esfuerzo de equipo»

Los jugadores del banquillo baskonista jalean a sus compañeros en cancha durante el transcurso del encuentro de cuartos frente al Iberostar Tenerife.
Los jugadores del banquillo baskonista jalean a sus compañeros en cancha durante el transcurso del encuentro de cuartos frente al Iberostar Tenerife. / Igor Aizpuru
  • Testigo en la grada del Buesa Arena, el exbaskonista Kornel David solo ve un camino para batir al Madrid

Kornel David puso al servicio del Baskonia su clase y su inteligencia durante tres temporadas (2003-06), periodo suficiente para forjar un fuerte vínculo con Vitoria y los colores azulgranas. Hoy ejerce de ojeador de los Milwaukee Bucks y sigue en directo desde la grada del Buesa Arena una Copa del Rey que quiere que se quede en casa. Siempre dispuesto a arrojar luz a las entrañas del juego, el exjugador húngaro destaca las teclas que debe pulsar el Baskonia para sortear el muro de semifinales frente al Real Madrid.

Progresión necesaria y oportunidad

Kornel David es un hombre de fe. «Pienso que podemos ganar el título». El uso de la primera personal del plural no deja lugar a dudas sobre sus preferencias. Sin embargo, se trata de un creyente con los ojos abiertos. «El choque de cuartos del Baskonia fue terrible, el típico primer partido de Copa. Lo bueno es que, a pesar de los problemas, se las arregló para ganar», apunta. En cualquier caso también toma nota de las complicaciones del Real Madrid para doblegar a un Andorra «que mereció pasar a semifinales», pero que quedó fuera «por errores propios y decisiones arbitrales», como el campo atrás no pitado a Sergio Llull o la canasta anulada a Shermadini, castigado con unos pasos «muy cuestionables». «Creo que el Baskonia tiene una buena oportunidad de superar al Real Madrid, aunque será un partido muy cerrado», augura.

Dominio del rebote y constancia defensiva

El dominio del ritmo nace de la consistencia defensiva y del control del rebote, dos aspectos en los que Kornel David cree que el Baskonia debe aplicarse con más ahínco que en el turno de cuartos. «No puedes conceder tantas penetraciones como ante el Tenerife ni canastas fáciles y debes controlar su juego de ‘pick and roll’». Ahí, el Real Madrid te mata». Bajo los aros, la dureza se redobla ante la superioridad teórica de los merengues, con pegada física y polivalencia en hombres como Gustavo Ayón, Randolph, Felipe Reyes, Hunter o Andres Nocioni.

Frente a semejante desequilibrio, el magiar solo tiene una fórmula para que Ilimane Diop, Tillie, Bargnani y Voigtmann planten cara. «El Baskonia no tiene tantos interiores pesados, capaces de ganar espacio cerca del aro o de postear. Hay que ser inteligente y no olvidar que tú también tienes centímetros para buscar ventajas. No es recomendable entrar de lleno en la pelea del músculo y explorar la velocidad de los hombres altos», alecciona el observador de la NBA.

Larkin y el factor colectivo frente a la calidad blanca

El choque de cuartos de final dejó claro hasta qué punto Shane Larkin marca la cadencia y las dinámicas del juego azulgrana. En anteriores choques, Pablo Laso aplicó con éxito el recurso táctico de convertir al alero Jefery Taylor en perro de presa del base estadounidense. Se puede repetir la celada, aunque David augura que Larkin será un jugador «sometido a mucha presión y sobre el que pueden causar desgaste muchos exteriores» del conjunto madridista. «Es muy difícil que Larkin vuelva a anotar 26 puntos. Debe soltar más rápido el balón, no obsesionarse e involucrar a cuantos más compañeros mejor en el juego de equipo».

El base de Cincinnati pelea en el puesto ante pares de la talla de Sergio Llull, el adolescente Doncic o Draper. En este punto, Kornel David considera urgente el despertar inmediato de Laprovittola. «Puede tirar, pero no le veo ‘muriendo’ en el parqué. No importa si falla lanzamientos si lo da todo. Debe jugar como un argentino y aprovechar esta oportunidad. Que mire al ‘Chapu’ (Nocioni). No sé ya ni cuántos años tiene y nunca se guarda nada». subraya.

Más allá de nombres propios, David recuerda que el Baskonia «no dispone de grandes estrellas» con la capacidad resolutiva individual del Real Madrid. Puede haber una diferencia clara de calidad y número entre ambos equipos, pero el contrapeso debe llegar desde la fuerza del colectivo. «Es muy difícil hablar de un solo hombre en el Baskonia. Debe ser un esfuerzo de equipo, un trabajo de todos».

La hora del carácter y de la grada vitoriana

El choque se semifinales plantea un duelo entre dos enemigos íntimos, pero también entre una plantilla experta como la del Real Madrid y la juventud y un menor número de horas de vuelo en la élite de la azulgrana. Los precedentes de la presente campaña no cuentan, a juicio de Kornel David, ya que la Copa del Rey crea una atmósfera «muy diferente» a la de la temporada regular. Es el mismo medio en el que la falta de experiencia debe compensarse con la ambición. «Es el momento del carácter para el Baskonia. El esfuerzo siempre puede más que la experiencia», cree el ‘espía’ de los Bucks.

La pelea está servida, pero queda un factor final para nada desdeñable. El conjunto vitoriano juega en casa, bajo el cobijo de un pabellón de mayoritario color baskonista. Kornel David conoce la capacidad de combustión de la afición, sobre todo cuando se detecta el aroma de un título cercano. «Cuando juegas en casa y con el apoyo de un público como el del Baskonia, la motivación debe venir sola. No tengo duda de que es la mejor afición de España y que puede jugar un papel determinante en el partido contra el Real Madrid».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate