El Correo
Baskonia

BASKONIA | EUROLIGA

Un duelo para ‘elegir’ destino

Blazic, en el partido ante el Efes disputado en Vitoria.
Blazic, en el partido ante el Efes disputado en Vitoria. / Jesús Andrade
  • El Baskonia busca en Estambul un triunfo que allanaría su ruta continental con la amenaza de serias complicaciones en caso de derrota

Sito Alonso cumple con su papel de entrenador cuando dice que «todos los partidos de Euroliga son vitales», pero sabe que el de esta tarde en Estambul tiene un cariz especial (18.00 horas). Un duelo para ‘elegir’ destino. El Baskonia, séptimo, tiene doce triunfos; el Anadolu Efes, octavo, once. La ecuación es sencilla: en caso de victoria, el conjunto vitoriano afrontaría las siete últimas jornadas con una ventaja de dos, que serían tres con el ‘average’ favorable tras el 85-84 de la primera vuelta en el Buesa Arena, números que equivalen a una ruta despejada; en caso de derrota, dada esa exigua renta cosechada en casa, el equipo turco le adelantaría en la tabla y le dejaría en la frontera clasificatoria, con la cercana amenaza del Darussafaka, desembocando en el camino más tortuoso.

Un partido crucial para el futuro continental del conjunto vitoriano. Un choque a priori equilibrado entre dos conjuntos cercanos en la clasificación y cuyo enfrentamiento anterior se decantó por un solo punto. «Ha pasado mucho tiempo de eso, somos equipos totalmente diferentes», apunta Sito. Entonces, en la primera jornada, Bargnani fue el máximo anotador del encuentro y podía jugar Shengelia, que sigue lesionado y no viaja a Estambul; pero no estaba Chase Budinger, reclutado días después. Y el Efes ha cambiado cromos: ya no están Cotton, Omic y Korkmaz y han llegado Paul, Kirk y Mutaf.

«Aquel día los dos cometimos errores, no teníamos todavía estructura grupal. Defensivamente el equipo era inestable, llevábamos poco tiempo juntos. Ahora está más acostumbrado a sufrir y después hicimos tres meses de baloncesto muy dinámico», evoca el entrenador azulgrana, que, precisamente, quiere recuperar ese estilo que le aupó a las primeras plazas de la Euroliga al final de la primera vuelta. En la segunda el Baskonia es el tercer peor equipo del torneo con solo dos victorias, registro que solo deja por debajo al Barcelona y al Unics (1).

«El impulso copero»

Sito confía en volver a ese período de bonanza continental y se aferra a la imagen ofrecida en la Copa del Rey. «Afrontamos con una ilusión tremenda, sabiendo que tenemos que aprovechar el impulso copero, no en cuanto a resultado, sino en cuanto a juego y sensaciones, que se parecen más a las que teníamos el 15 de enero. El 20 de enero, cuando jugamos con el Olympiacos, sufrimos ese varapalo y todo cambió un poco en cuanto a dinámica. No hemos disfrutado del baloncesto como nos gusta, no nos hemos sentido identificados con lo que debemos hacer. Y en Euroliga, cuando no te sientes a gusto con lo que tienes que hacer, el rival te castiga de manera inmediata».

Ahora el técnico azulgrana espera «volver a disfrutar con el equipo», impulsado por la competitividad mostrada en el torneo de Vitoria, donde puso contra las cuerdas al campeón, el Real Madrid, líder de la Euroliga. «La sensación es muy positiva en cuanto que hemos vuelto a ser el Baskonia, ahora a ver si somos capaces de mantener el nivel, que estoy seguro de que será así. Volver a encontrarnos nos ha devuelto la atmósfera grupal que necesitábamos», precisa Sito Alonso, que incluso cita nombres propios.

«Ha habido jugadores que se han dado cuenta de lo importante que son para nosotros y de que los necesitamos. Beaubois ha tenido muy buenos minutos, más consistente, y los pívots han vuelto a estar cómodos en la rotación, sintiéndose importante todos ellos», concluye el técnico azulgrana.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate