El Correo
Baskonia

BASKONIA - VALENCIA (18.30 horas)

Un desafío para marcar territorio

Hanga ataca la defensa de San Emeterio en el partido disputado en Valencia.
Hanga ataca la defensa de San Emeterio en el partido disputado en Valencia. / Moisés Castell
  • Baskonia y Valencia se retan en el Buesa para deshacer su empate clasificatorio y mirar a la cabeza

Duelo para apuntalar el tercer puesto y para estirar el cuello y mirar hacia arriba. Baskonia y Valencia llegan empatados a quince victorias –los ‘taronjas’ tienen un partido menos– y se desafían en el Buesa Arena para marcar territorio (18.30 horas). El anfitrión, con el reto de dar continuidad a los síntomas de recuperación exhibidos el jueves en la Euroliga ante el Armani Milán; el visitante, con el hándicap de olvidar la derrota continental del viernes en la pista del Khimki y abstraerse del partido decisivo que le espera el miércoles en la Fonteta ante el conjunto ruso. Por primera vez en la temporada es el adversario azulgrana el que llega al escenario doméstico más exigido física y mentalmente por el calendario continental.

Con el alta de Jaka Blazic –descarte técnico las tres últimas jornadas ligueras– por el lesionado Andrea Bargnani –lumbalgia aguda– y el retorno en ACB de Tornike Shengelia, Sito Alonso está pendiente del estado físico de Adam Hanga para apelar a la rotación que el jueves dio buen resultado. El capitán acabó el duelo europeo con molestias musculares, pero se confía en su concurso en un encuentro importante para las aspiraciones ligueras. Si puede jugar, el técnico tendrá a su disposición los mismos mimbres que hace apenas cuatro días recuperaron por momentos la identidad perdida en compromisos anteriores.

La versión del jueves

Todavía sin la constancia anterior, el Baskonia volvió a parecerse a sí mismo ante los italianos. Shengelia proporciona solidez interior y equilibrio a una rotación que atacó de manera más coral y defendió de manera más intensa. Mayor agresividad para poder correr, que es como disfruta el equipo, que recuperó la aportación simultánea de varios jugadores importantes para desbordar al Milán –Larkin, Hanga, Kim Tillie, Budinger o el propio Shengelia, además de la energía de Ilimane Diop–. Un primer paso para recuperar el ritmo al que se deben sumar piezas como el intermitente Beaubois o Voigtmann, deprimido en sus últimas apariciones.

El Baskonia busca su cuarto triunfo consecutivo en la Liga Endesa para echar raíces en una posición privilegiada, una racha que encadenó el equipo de Sito Alonso antes de perder contra el Barcelona y empezar una nueva corriente positiva en el torneo doméstico. «Paso a paso, en la Liga ACB nos costó entrar al principio, teníamos muchos jugadores nuevos y el desconocimiento de la competición podía hacer la Euroliga más atractiva para los nuevos. Ahora conocemos mejor la Liga y sabemos de la dificultad de cada partido. Y más contra un equipo que hace las cosas tan bien. Es un encuentro importante para nosotros», reflexiona Sito, que confía en recuperar el camino de la regularidad.

Sin Kravtsov ni Diot

No tiene ante sí hoy el Baskonia una empresa sencilla, por mucho que el Valencia Basket llegue directo desde Moscú y tenga la cabeza en el asalto del miércoles. El conjunto de Pedro Martínez es un bloque muy sólido y lo está demostrando en las tres competiciones: finalista de la Copa del Rey de Vitoria, tercero en Liga y luchando por un billete en las semifinales de la Eurocup. «Está haciendo las cosas muy bien. El año pasado ya batió récords y este, sin hacer tanto ruido, está compitiendo en todos los frentes», destaca Sito Alonso.

Pedro Martínez no podrá contar con el interior ucraniano Slava Kravtsov, que se rompió un dedo del pie el miércoles y es baja para lo que resta de temporada –el club ya le busca un relevo– y tampoco está disponible el base Antoine Diot, que arrastra un fuerte golpe en el talón del pie izquierdo. Pero la fuerza ‘taronja’ reside en el colectivo y en una rotación que no se resiente con los cambios. «Es un bloque compacto que conoce bien el sistema de juego de su entrenador y tiene un trabajo de base importante», subraya el míster baskonista.

«Eso, unido a las características individuales de sus jugadores le convierte en un equipo polivalente que tiene muchas virtudes y es difícil de ganar», precisa Sito, que destaca el «buen momento de forma de San Emeterio» y la «capacidad de tiro de sus bases y sus interiores». Sin destacar en ninguna faceta en concreto, el excapitán baskonista se mantiene fiel a su estilo de versatilidad y regularidad, unas virtudes que le convierten en pieza clave para su entrenador –el jugador ‘taronja’ más utilizado en la Liga–.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate