El Correo
Baskonia

El Baskonia encara el sprint por afianzar su quinta plaza en la Euroliga

Jugadores baskonistas celebran con su afición el triunfo sobre el CSKA.
Jugadores baskonistas celebran con su afición el triunfo sobre el CSKA. / Iosu Onandia
  • La próxima semana puede dejar casi asegurada su clasificación para los cuartos y ganado el ‘average’ sobre el Panathinaikos

Victoria de prestigio la conquistada el viernes en el Buesa Arena. La mejor versión del Baskonia, primando el trabajo coral frente a las individualidades, doblegó al vigente campeón de la Euroliga, el todopoderoso CSKA. Un triunfo indispensable para mantener el pulso con los rivales más directos, que también sumaron en sus respectivos duelos, y conservar una preciosa quinta plaza a falta de cuatro partidos para cerrar la fase regular. Una jornada menos para el final de una edición trepidante, que mantiene la emoción hasta los últimos compases, con muchas incógnitas por resolver de cara a la fase de los ‘play off’.

Hace tan solo tres jornadas, el Baskonia se asomaba al abismo de quedar descolgado de los primeros ocho puestos en los que ha estado presente durante la mayoría de las semanas. Parece que verle las orejas al lobo hizo despertar a los vitorianos, que encadenan ya tres victorias en el frente continental que les han aupado hasta el quinto puesto y ayudado a tener la clasificación matemática para los ‘play off’ al alcance de la mano. Algo que quedaría prácticamente certificado con volver de la cancha del Brose Bamberg el martes con un nuevo éxito, a lo que ayudarían sendos traspiés del Darussafaka y el Zalgiris, noveno y décimo, respectivamente, a dos y tres cuerpos de distancia. Los germanos, ya sin opciones de aspirar a los cruces, podrían recuperar para entonces al base Strelnieks, que apura los últimos días de su baja por una lesión en el hombro.

El resultado del partido ante los rusos, además de suponer un gran impulso a la moral baskonista, permite a los de Sito Alonso seguir precediendo al Panathinaikos y Estrella Roja, con los que protagoniza un triple empate con 15 victorias y 11 derrotas. Si la situación de igualdad se mantuviese hasta el final, el empate se resolvería, en primer lugar, atendiendo a las victorias logradas entre los conjuntos afectados. Si esta medida no fuese suficiente, decidirían los ‘averages’ particulares.

El Baskonia tiene perdido ese apartado con la escuadra serbia, pero cuenta con posibilidades de asegurárselo respecto a los atenienses, que le superaron por un estrecho margen de un punto en el asalto de la primera vuelta (69-68). Para ello será clave el duelo del jueves, cuando el equipo de los exazulgranas Mike James y Ioannis Bourousis visite la capital alavesa. Choque de máxima exigencia, entre rivales directos con un mismo objetivo, llegar a los cuartos de la Euroliga en la mejor posición posible.

Si la tabla no varía y el Baskonia conserva su espacio, su rival sería el Fenerbahce. Un equipo al que los vitorianos parecen tener cogida la medida, pero que ya ha recuperado al pívot Udoh, un arma importante en los esquemas de Zeljko Obradovic.

Factor cancha

Los triunfos de todos los equipos entre el cuarto y el décimo puestos han supuesto que no haya movimientos en la tabla respecto a la jornada 25, pero las derrotas de los tres líderes implican que la competitividad de cara al final de la fase regular se mantiene viva también en las alturas.

Real Madrid, CSKA y Olympiacos están ya clasificados para la siguiente ronda europea, pero aún no han cerrado matemáticamente el factor cancha a favor para la primera eliminatoria. Madrileños y moscovitas se encuentran empatados con 19 victorias y 7 derrotas, mientras los griegos presentan un balance de 18-8.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate