El Correo
Baskonia

EUROLIGA

La seriedad aplasta a la desunión

  • El Baskonia impone su cohesión y una soberbia pegada ofensiva ante un Galatasaray apático

Podían ser justificadas las precauciones con las que encaraba el Baskonia su visita al Galatasaray, pero el juego acostumbra a no mentir. Las razones por las que los azulgranas pelean por objetivos ambiciosos y las que condenan a los turcos desde hace jornadas a caminar en el desierto quedaron plasmadas a la perfección sobre el parqué del Abdi Ipekci de Estambul. La seriedad visitante aplastó a la desunión local, el equipo que más tenía que jugarse pasó por encima de un anfitrión agrietado, más dado al lucimiento personal y al embellecimiento de estadísticas individuales que a la conjura grupal.

Tal y como sucedió en el duelo disputado en la primera vuelta en el Buesa, el Baskonia fue una apisonadora imparable para el Galatasaray. El cambio de escenario apenas cambió las extremas diferencias que separan a un equipo reconocible como el vitoriano de oponente desganado. Los azulgranas sumaron su decimoséptima victoria continental y toman posiciones de cara a la última jornada de la fase regular para encontrar acomodo entre el cuarto y el octavo puesto. Así de igualado esta el tema por las estribaciones de la clasificación por las que deambula el equipo de Sito Alonso, este viernes cumplidor implacable de sus deberes, en esa versión que mostró hace dos semanas en Bamberg y que frena sin contemplaciones cualquier amago de sorpresa ante contendientes que ya nada tienen que perder ni que ganar en esta Euroliga. El Baskonia fue de nuevo un arma ofensiva mortífera, inflamada a plena potencia por un altísima eficacia triplista (63 % de acierto) y el contrapunto interior de Ilimane Diop. El poste senegalés mostró este viernes una versión atípica y más que interesante. A su habitual papel de termómetro defensivo añadió un despliegue feroz en ataque y una inclinación a ser dominante en las cercanías del aro. Sus compañeros tomaron buena nota del momento estelar de Diop y le alimentaron de manera continuada. El canterano fue la punta de lanza de un Baskonia gobernado por la inspiración que se atreve con todo después de mantener la cohesión suficiente en defensa. Pleno de confianza y sin momentos de abatimiento demasiado pronunciados.

Pleiss, primer problema

Cualquier posibilidad de que el Galatasaray planteara una batalla mínimamente seria quedó echa añicos desde el mismo arranque del choque, cuando su técnico Ergin Ataman se recluyó en los vestuarios como protesta a las increpaciones de un sector de su propio público. El preparador turco volvió cuando ya se habían consumido los primeros cinco minutos, justo en pleno despegue azulgrana.

No salvó nada Ataman con su vuelta. Es más, durante los minutos iniciales de vacío de poder, el Galatasaray fue capaz de mantener cierto equilibrio gracias a la actividad interior de Tibor Pleiss. Los primeros 8 puntos de alemán y su dominio bajo los aros fue el primer problema que tuvo que afrontar el Baskonia. Lo resolvió a base fue más madera ofensiva por parte de Johannes Voigtmann y el posterior ingreso en cancha de Ilimane Diop. Un triple de Sinan Guler (14-16, minuto 5) dio paso al cambio en el puesto de ‘cinco’ en las filas y a una respuesta inmediata de Chase Budinger desde la misma distancia. A partir de ese momento, el Baskonia comenzó a abrir brecha de manera constante.

Seis puntos de Diop ayudaron a cerrar el primer cuarto con un 21-27 para después descargar una tormenta arrasadora en los minutos posteriores. Movimiento fluido de balón, búsqueda atinada de lanzamientos librados y la cotización triplista del Baskonia que se desborda. Despierta de su pesadilla reciente Rodrigue Beaubois con dos sateas desde más allá de la línea de 6,75 y Kim Tillie y Jaka Blazic le emulan como francotiradores. El bombardeo lejano rompe al Galatasaray (33-53, minuto 17), que intenta reaccionar sin demasiada convicción de la mano de Austin Daye y Alex Tyus.

Diop entró en escena de nuevo para sostener al cuadro azulgrana, que llegaba al descanso con un 44-60 y la clara impresión de que no había cataclismo que hiciera que se le escapara el partido. El Baskonia tan solo hubo de mantener las constantes mínimas durante un tercer cuarto más embarrado en el que el Galatasaray amagó con endurecer el choque. Diebler y Guler intentaron reanimar sin éxito a un plantel otomano que no encontró grieta posible en la cohesión vitoriana. Diez minutos de resistencia para después volver a activar la trituradora en el último cuarto.

Directo

FINAL: GALATASARAY 80-BASKONIA 103. Gran victoria en una pista turca con un ambiente muy enrarecido.

El Baskonia sigue buscando el factor cancha.

Diop, con 18 puntos, máximo anotador.

Victoria de un Baskonia que ha controlado el partido desde el principio.

Final del partido: 80-103.

80-103!!

15 segundos para el final del partido.

Canasta del Baskonia. 80-103.

40 segundos para el final del partido. 80-101.

Anota Micov. 80-101.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate