El Correo
Baskonia

baskonia

Contra un visitante angustiado

Shengelia brilló con 14 puntos y 20 de valoración en el triunfo de la primera vuelta en Sevilla.
Shengelia brilló con 14 puntos y 20 de valoración en el triunfo de la primera vuelta en Sevilla. / P. Herrera
  • El Baskonia busca apuntalar su progresión doméstica ante un Real Betis ahora en caída libre e inquieto ante la cercanía del descenso

Hay maneras de vivir en la zona baja de una clasificación. Está la actitud de dejarse llevar ante el mínimo escollo, la misma que mostró el Galatasaray, último rival azulgrana de anteayer en la Euroliga. En el otro extremo está la angustia y el miedo de verse sumido en una espiral negativa sin salida aparente, el fantasma que atenaza al plantel que visita hoy el Buesa Arena. El coliseo de Zurbano acoge un duelo de contrastes marcados con la llegada del Real Betis. Recién aterrizado desde Estambul y cerca de conocer la resolución final de la fase regular continental, el conjunto de Sito Alonso vuelve a sus obligaciones domésticas para medirse a una escuadra sevillana sumida en el derrotismo y en ese ambiente irrespirable en el que parece que solo basta un golpe más para la toma de medidas drásticas.

Los vitorianos aspiran a apuntalar su progresión liguera, obligados a abstraerse de la tensión de la Euroliga para seguir sumando en una Liga ACB a la que todavía le restan ocho jornadas para el cierre de la fase regular y el inicio de los ‘play off’. El quinto puesto es la atalaya desde donde se contempla una zona privilegiada muy cercana, donde solo se espera el tropiezo de algún rival directo para poder escalar posiciones. El frente continental se ha equilibrado de manera brillante, pero en la competición liguera aún quedan paladas que dar. Tras el grave tropiezo de Manresa, el Baskonia recuperó impulso el pasado domingo en la cancha del Estudiantes y hoy se le presenta una oportunidad asequible para seguir sumando.

Semana turbulenta

Un día más, falta Andrea Bargnani, con una lumbalgia de curación interminable. El conjunto vitoriano no mira atrás y camina firme sin la presencia del pívot italiano. En las filas sevillanas, Juanjo Triguero vuelve después de dos meses de baja debido a una lesión en el cuello. El Real Betis aterriza en Vitoria después de una semana turbulenta. La última derrota en casa ante el Joventut mantuvo el equipo en cuidados intensivos, con una racha nefasta de ocho tropiezos en los últimos nueve partidos. Zan Tabak fue confirmado en el puesto de entrenador desde las altas instancias del club, el típico gesto que casi siempre es sinónimo de último aviso.

En diez jornadas, el equipo bético ha pasado de merodear las posiciones cercanas a los ‘play off’ a caer por el hueco del ascensor hasta asomarse al descenso, una ciénaga de la que solo está a un escalón de distancia. El Real Betis busca un antídoto contra el desánimo, aunque no parece el Buesa Arena un lugar apropiado para la resurrección. El Baskonia camina hacia la última curva previa a los ‘play off’ de la Euroliga y no le convienen derrapes inesperados. Cada cosa a su tiempo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate