El Correo
Baskonia

baskonia

Por el buen camino

La temporada ha llegado a un momento en el que los equipos ya pueden ir valorando si se han cumplido sus expectativas. El Baskonia está llegando a los instantes definitivos habiendo recorrido el camino con notable alto; quizás faltó algo más en la Copa, pero el calendario no le fue propicio. En la ACB, y en las tres próxima jornadas, debería tener decidido si se clasifica para los ‘play off’ entre los cuatro primeros, los que disponen del factor campo a favor, o le toca exponerse a unos duros cuartos con la pista en contra.

En los próximos tres fines de semana, el Baskonia tendría que enfrentarse al Real Madrid y a los dos canarios, los tres inmersos en la misma lucha por las cuatro plazas de privilegio. Pero resulta que como consecuencia de tantas y tan dispares competiciones europeas, el decisivo partido frente al Tenerife, previsto para el 23 de abril, se ha pospuesto nada menos que al 4 de mayo. Todo queda trastocado. Ver la clasificación es un lío entre la anomalía de jugar un campeonato con un número impar de participantes -diecisiete- y los obstáculos europeos. La tabla es un galimatías que trastoca cuantas cuentas se quieran hacer.

En la Euroliga, los vitorianos llegan a la última jornada con la sensación de haber cumplido sobradamente con sus obligaciones. Ver las plantillas de tres o cuatro equipos que han quedado por detrás da la medida del trabajo realizado por Sito Alonso y sus muchachos. Por otro lado, no puede decirse que hayan tenido demasiada suerte por las lesiones de jugadores tan importantes como Shengelia. Y no olvidemos la espantada de Bargnani, supongo el jugador mejor pagado de la plantilla, que realza más el comportamiento de gente como Larkin, Hanga y el mismo Diop, que, de no contar prácticamente en el planteamiento de inicio de año, ha pasado a jugar minutos importantes que aceleran su maduración. Ahora a prepararse para unos ‘play off’ en los que llama la atención el fracaso del Barcelona y las dudas de Fenerbahce, a priori favorito junto al Madrid y CSKA. Aún no es tiempo de balances definitivos, pero sí de pensar en el devenir del futuro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate