El Correo
Baskonia

baskonia

Efectivo entre contradicciones

fotogalería

Los jugadores celebran una canasta desde el banquillo. / Rafa Gutiérrez

  • El Baskonia promueve un terremoto con 40 puntos anotados en el tercer cuarto para después frenar su caída en el último para desbancar al Gran Canaria (95-90)

El Baskonia deja las labores atadas antes de viajar a Moscú, al menos en cuanto a resultados. Su triunfo ante el Gran Canaria corta la racha de dos derrotas ante el Zalgiris y Real Madrid y le permite mantenerse en la carrera por situarse entre los cuatro primeros al cierre de la fase regular ACB. Eso sí, su pulso sigue siendo un tanto inconstante, como una imagen que no termina de ajustar el foco. Tal vez sea la naturaleza intrínseca de este conjunto azulgrana que ante los insulares volvió a mostrar una gama de sensaciones de lo más variada; de la anemia al terremoto más estruendoso, de las dudas a la convicción plena para después realizar un un acto de desaparición y volver de nuevo a la vida. Todo, en cuarenta minutos. El triunfo permitió a los de Sito Alonso tomar la delantera a los insulares en la clasificación, aunque no alcanzó para revertir al ‘average’ particular en contra arrastrado de de la derrota de la primera vuelta liguera.

Resulta difícil encontrar explicaciones a semejantes cambios de personalidad. Ante un Gran Canaria ordenado y que controló el encuentro durante toda la primera parte a través de la pujanza de su juego interior, el Baskonia mostró un gráfico de fiebre de picos altísimos y profundas depresiones. Llegaba al descanso con un 38-43 inquietante, justo de energía y plano en su juego. Los diez minutos siguientes fueron como si en el vestuario local alguien hubiera repartido artillería pesada y galones de carburante. Beaubois abrió el festival con dos triples. El acierto del francés retroalimentaba a un Baskonia que comenzaba a crecer sin freno a partir de la puntería. Tomó el testigo Adam Hanga con diez puntos consecutivos que quebraron la firmeza insular (60-56, minuto 27). Respondió Eulis Báez con un proyectil acertado desde más allá de 6,75 y entonces el aguacero azulgrana cayó sin piedad. Un parcial de 18-3 en apenas tres minutos ponía en órbita a los vitorianos al cierre de un tercer cuarto estruendoso (78-64). En este capítulo, el Baskonia había firmado un 40-21 demoledor, digno de récord. Veloz y solidario en la circulación del balón con un notable Nicolás Laprovittola a los mandos, espoleado por un altísimo nivel de acierto y mucho más despierto en defensiva y en el rebote que en toda la primera parte.

Tan deslumbrante fue el recital del Baskonia en el tercer cuarto como abismal la caída en la primera mitad del último. Toda la tensión y la concentración se evaporaron; el criterio de Laprovittola se convirtió en un intento de lucimiento personal más dañino que otra cosa para su equipo. El Gran Canaria emergió de la sima para facturar un 4-14 que volvía a poner al anfitrión en problemas (82-78, minuto 36). Volvió a escena Shane Larkin para poner un poco de temple al timón y, sobre todo, ejercer de despertador anotador en el cierre del encuentro. Bajo su mando y con los chispazos ofensivos de Beaubois el equipo vitoriano logró controlar su caída. La efectividad terminó por imponerse a favor de un Baskonia contradictorio, pero de nuevo metido de lleno en la lucha por escalar puestos en la tabla ACB. Ahora, toca mirar al lejano Moscú, donde el martes comenzará la batalla con el CSKA por un puesto en la Final Four de Estambul.

Directo

FINAL: BASKONIA 95-HERBALIFE GRAN CANARIA 90.

El Baskonia está ahora con 19 victorias, como el Real Madrid, Valencia e Iberostar Tenerife.

Hanga con 24 puntos, Beaubois con 16 y Budinger con 15 han sido los máximos anotadores del Baskonia.

FINAL EN VITORIA: BASKONIA 95-HERBALIFE GRAN CANARIA 90. Victoria muy trabajada de los de Sito Alonso. Ha sido clave el tercer cuarto con un parcial de 40-21.

Final. 95-90.

Falla Hanga.

Mueve el balón en Baskonia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate