El Correo
Baskonia

cska - baskonia

Seis apuntes para la inminente batalla de Moscú

El Baskonia calienta ya en la cancha del CSKA.
El Baskonia calienta ya en la cancha del CSKA. / C. P. de Arrilucea
  • Un imprevisible Baskonia abre la serie de cuartos en la cancha de un CSKA sólido y confiado en su carácter infalible

Un asalto colosal en busca de un pasaje a la Final Four de Estambul. El itinerario hacia la cita más exclusiva del baloncesto europeo pasa para el Baskonia por Moscú. El resto de posibles alternativas –la vía griega con Olympiacos y Panathinaikos o el cruce con el Real Madrid– hubiera tenido también sus dificultades. Sin embargo, cuando se trata de medirse al CSKA existe siempre esa sensación de pelear contra algo más que un equipo.

Es el poder económico personificado, la infalibilidad casi perfecta a la hora de meterse en una Final a Cuatro, la calidad a raudales y la fortaleza colectiva sobre la cancha. El club moscovita infunde ese respeto y temor que van más allá del parqué. Y, por qué no decirlo, es un aura que también pone a prueba en muchas ocasiones la valentía del arbitraje. El primer asalto a la fortaleza moscovita estará marcado, en buena medida, por algunas claves. Estos son los apuntes para la batalla de Moscú.

1. Shane Larkin y algo más al timón

Los recursos defensivos que elija el CSKA para controlar al base azulgrana pueden marcar el encuentro. Larkin es una pieza clave en los esquemas de Sito Alonso, pero ante un rival con tantos recursos también necesitará el apoyo de sus dos escuderos Nicolás Laprovittola y Rafa Luz. Ambos necesitan dar su versión más equilibrada.

2. La pelea interior

Quizás sea el flanco más ‘humano’ del CSKA, donde los vitorianos pueden sacar más ventaja. El dominio del rebote asegura el control del ritmo y cargar el juego sobre piezas como Shengelia debe ir acompañado de un esfuerzo coral por parte del resto de hombres altos baskonistas. El control de las faltas debe ser interiorizado por Ilimane Diop y Johannes Voigtmann ha de encontrar su vena más dura bajo los aros.

3. De Colo y Teodosic, alerta máxima

El serbio y el francés son, sin duda, los grandes dinamizadores del juego moscovita. Una excesiva atención sobre ellos puede dar alas al resto de compañeros. Por sí solos, pueden desequilibrar un encuentro y salvar a su equipo de una situación de crisis.

4. Evitar desconexiones

El Baskonia debe tener máximo cuidado con los posibles lapsus de juego. Pueden ser sinónimo de condena para un CSKA que apenas suele rebajar la marcha en su juego y que ahoga al rival en cuanto detecta un signo de debilidad.

5. Leer bien el criterio arbitral

Los partidos de ‘play off’ suelen ser pruebas de máxima dificultad para los colegiados, que evitan cualquier conato que haga que se les vaya el partido de las manos. Los azulgranas, técnico y jugadores, deben saber leer cuál es el criterio arbitral desde el inicio del choque, especialmente en el nivel de contacto y a la hora de elevar el nivel de la refriega física. Al final, los choques de ‘play off’ siempre se disputan al límite de la falta, una frontera que puede cambiar de un cuarto a otro.

6. Una batalla larga

El resultado de esta noche no garantiza nada. Será un primer episodio de una pelea que puede extenderse a tres, cuatro o incluso cinco partidos. Ni un triunfo pondrá a los vitorianos en la Final Four de Estambul ni una derrota les enterrará de forma definitiva.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate