El Correo
Baskonia

EUROLIGA | PLAYOFFS

«Renunciar a volver a Moscú sería una falta de respeto»

Sito Alonso, durante el partido en Moscú.
Sito Alonso, durante el partido en Moscú. / Efe
  • Sito Alonso recuerda que el sueño de llegar a la Final Four todavía no está agotado: «Vamos a creer y dar mucho más en casa»

La expedición del Baskonia regresó de su gesta frustrada de Moscú con una mezcla de rabia y orgullo. El conjunto vitoriano rozó el triunfo que le habría otorgado el factor cancha ante el poderoso CSKA. Lo vio cerca el pasado martes, y ayer solo un segundo le privó de forzar la prórroga y dejar contra las cuerdas al conjunto de Itoudis. Ese explosivo cóctel que trajo de vuelta el avión azulgrana se encontraba también en las palabras de Sito Alonso, que mantenía la cabeza alta por haber acariciado la hazaña pero no ocultaba cierto enfado por la forma en la que se produjo la derrota.

«Lo único que quiero transmitir es que si tenemos la suficiente rabia y un mínimo de carácter que identifica a este club, entenderán que haremos un gran esfuerzo para volver a Moscú como sea. Renunciar a eso sería una falta de respeto a nuestro trabajo», aseguró el técnico baskonista, que quiso lanzar un mensaje de orgullo y optimismo. El entrenador del equipo vitoriano, sin embargo, lamentó más de una decisión arbitral, como el exceso de rigurosidad en algunas faltas personales o jugadas menos ostentosas. «En momentos muy importantes del partido ellos iban a la línea de tiros libres con demasiada facilidad. Los tres segundos en zona condicionan mucho el rebote. Kurbanov, por ejemplo, ha estado diez segundos, no ha recibido el balón pero después ha cogido el rebote. Hay que tener el mismo respeto para los dos equipos», sentenció.

No resulta complejo interpretar que una de las faltas a las que se refería Sito Alonso era la del último segundo, que llevó a Hines a la línea y dejó al Baskonia sin margen de error, obligado a vencer sus dos compromisos en Vitoria y buscar de nuevo la gesta que supone salir victorioso de Moscú. Sin embargo, el técnico azulgrana no quiso centrarse solo en la labor arbitral y pidió a sus hinchas que llenen el Buesa Arena para tratar de igualar la eliminatoria. «Vamos a creer y dar mucho más de lo que tenemos en nuestra casa, con un pabellón lleno», prometió el técnico, quien ha detectado motivos para conservar el optimismo tras los dos primeros asaltos. «No hemos jugado excelso en este segundo partido. En el primero dominamos mucho más tiempo. Todavía tienen que ganarnos para ir a la Final Four, y tampoco ha sido fácil para ellos», zanjó Sito Alonso, quien pidió no centrarse tanto en la envergadura de su adversario y tratar de imponerse en cada jugada. «Hay que ser ambiciosos todo el rato. No pensar en que es el CSKA, sino ganar en cada acción para que nos toque ganar alguna vez», concluyó.

«Poco rigor»

Por su lado, el entrenador del CSKA, Dimitris Itoudis, censuró el final de partido que protagonizaron sus jugadores, ya que entendía que con los recursos que posee el equipo ruso tendrían que haber cerrado el encuentro antes. «Con todo el debido respeto al Baskonia, con la experiencia que tenemos, los bases que tenemos, los jugadores que tenemos en el manejo del balón, no deberíamos permitir un final tan extremo con jugadas tan poco rigurosas», aseguró el técnico griego, que se felicitó por haber frenado a Larkin durante gran parte del duelo. «Es un buen jugador, hemos tratado de contenerlo. Pero no solo a él, también a Beaubois y a un conjunto tan bueno como el Baskonia», finalizó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate