El Correo
Baskonia

BASKONIA - CSKA

«Tenemos una estrella que no se respeta igual»

Sito Alonso saluda al colegiado.
Sito Alonso saluda al colegiado. / Blanca Castillo
  • Sito Alonso considera «clarísima» la infracción de la última jugada sobre Larkin, limitado por dos faltas iniciales

Sito Alonso no podía ocultar su enfado al final del encuentro y de la aventura del Baskonia en la Euroliga. El técnico azulgrana admitió que sentía un profundo «cabreo» por no haber podido dar la puntilla al CSKA en ninguno de los tres partidos de la serie, a pesar de haberlo tenido contra las cuerdas en todos los asaltos. Y, aunque quiso pasar de puntillas sobre el controvertido capítulo arbitral, denunció el doble rasero con el que los jueces midieron las infracciones de los hombres clave. «Tenemos una estrella que no se respeta igual. Se ha cargado con dos faltas muy rápido y eran, por decirlo de alguna manera, suaves. Hay que decirlo porque condiciona el partido», aseguró Sito Alonso.

El base norteamericano fue precisamente el protagonista absoluto de la última jugada de la eliminatoria, cuando trató de conectar un triple para forzar el cuarto asalto y sufrió un toque de Kurbanov. Sito Alonso no quiso centrar toda la atención en esta acción, pero matizó que la falta sobre su estrella fue «clarísima». El entrenador, no obstante, puso el acento en el mérito que supone haber hecho sudar hasta el límite al gigante ruso en cada enfrentamiento. «Cuando tienes la oportunidad de vencer significa que algo habremos hecho bien. A falta de 2:30 no habríamos pensado en tener el último tiro para ganar. Eso demuestra el carácter y la fe del equipo», dijo el entrenador, quien promete regresar con más fuerza en la Liga doméstica.

Jugar «sin emociones»

«Quiero felicitar y dar las gracias a la afición. Mejoraremos para que se sientan orgullosos en la ACB», indicó el técnico del conjunto vitoriano. En la misma línea se pronunció Itoudis, quien dijo que ayer vio «el ambiente que tiene que tener un buen partido de baloncesto». «Solo tengo buenas palabras para el Baskonia», concluyó el entrenador del CSKA, quien reconoció que su equipo intentó jugar «sin emociones» para tratar de aislarse del ambiente y sentenciar la eliminatoria.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate