El Correo
Baskonia

baskonia

Budinger, duda para el partido en Tenerife

Chase Budinger intenta culminar una entrada ante Vorontsevich, del CSKA Moscú.
Chase Budinger intenta culminar una entrada ante Vorontsevich, del CSKA Moscú. / Blanca Castillo
  • Larkin formará parte de la expedición azulgrana que viaja hoy a tierras canarias pese a sufrir un golpe fuerte en la cabeza

Al Baskonia se le acaba de presentar un contratiempo para nada accesorio en vísperas del duelo en la cancha del Iberostar Tenerife. La expedición azulgrana partirá hoy hacia tierras canarias para medirse al recién coronado campeón de la Champions League FIBA con la posible ausencia de Chase Budinger en el pasaje. El alero californiano sufrió un golpe durante el entrenamiento matinal de ayer celebrado en el Buesa Arena. Se trata de una contusión «en la musculatura flexora de la cadera izquierda» que deja al jugador «pendiente de evolución» y lo convierte en «duda» de cara al duelo para el próximo encuentro liguero, tal y como informó la entidad vitoriana.

La incógnita sobre la disponibilidad de Budinger ante los tinerfeños se despejará a primera hora de hoy, cuando la comitiva azulgrana ponga rumbo en dirección suroeste. En cualquier caso, el contratiempo afecta a un jugador que ha experimentado un crecimiento notable durante la segunda mitad de la temporada. Después de un proceso de dura adaptación al estilo y a las reglas del baloncesto europeo, Budinger se ha convertido en uno de los hombres de confianza de Sito Alonso. No en balde, es el alero que integra el quinteto inicial en cada partido, haciendo pareja exterior ya sea con Adam Hanga o con Rodrigue Beaubois. De ser un jugador dubitativo e inmerso en una espiral de errores, Budinger ha pasado a convertirse en uno de los principales resortes del juego azulgrana. Sus números en la reciente eliminatoria contra el CSKA lo confirman; 11,7 puntos, 5,7 rebotes y 14,3 de valoración de promedio.

Recursos a explotar

En cualquier caso, el Baskonia dispone de recursos para paliar una posible ausencia de Budinger, aunque otra cuestión sería que sus problemas se alargaran en el tiempo, algo que no detalló ayer el club vitoriano en un escueto parte médico ‘colgado’ en su cuenta oficial de Twitter. Sin el californiano, las responsabilidades en el perímetro pueden aumentar todavía más para Adam Hanga, aunque también pueden ser compartidas por Jaka Blazic. Su pérdida puede restar centímetros, presencia física en el rebote e inteligencia en el juego sin balón, aunque si es cuestión de tapar huecos también está disponible Tadas Sedekerskis, que ante el Joventut disputó siete minutos de juego tras un largo período en el banquillo.

En realidad, el parte de bajas azulgranas para el duelo en La Laguna cambió de nombres y protagonistas durante la jornada de ayer. Durante la rueda de prensa previa al choque, Sito Alonso se refirió a la necesidad de conocer el alcance de «dos o tres inconvenientes que tenemos en la plantilla» fruto de golpes durante las sesiones de trabajo de los días precedentes.

A la hora de personalizar, el técnico azulgrana se refirió a Shane Larkin y a un golpe que había recibido en la cabeza durante el entrenamiento del lunes que requería observación. «Es un golpe un poco más serio», afirmó, abriendo la posibilidad de que el base de Ohio fuera una de las bajas de su equipo de cara al encuentro frente a los de Txus Vidorreta.

Su afirmación encendió la alarma ante la perspectiva de perder a un jugador de peso en un duelo crucial para las aspiraciones de alcanzar la mejor posición posible al cierre de la fase regular. Pero fue el propio Sito el primero en mitigar las consecuencias de una posible ausencia de Larkin. «Si no está, jugarán Rafa (Luz), Nico (Laprovittola) o Beaubois. Si viene, mejor. Si no, tampoco hay ningún problema», subrayó.

Pero la jornada aún tenía más cuestiones clínicas por desvelar. El paso de las horas permitió acotar con más precisión las diferentes situaciones médicas. Avanzada la tarde, desde el club azulgrana se informó de que Shane Larkin finalmente se subiría hoy al avión en dirección a Tenerife y Budinger se convertía en el pasajero en duda.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate