El Correo
Baskonia

BASKONIA

Con sudores fríos

fotogalería

El pívot baskonista Diop se hace con un balón en presencia de Grigonis y Niang. / Alex Rosa

  • El Baskonia sale vivo de un último cuarto nefasto en el que jugó con fuego ante el Tenerife

Un triunfo para apuntalar la tercera plaza y distanciarse de perseguidores. Partido ganado y ‘average’ particular con el Iberostar Tenerife volteado en previsión de posibles empates a victorias al cierre de la fase regular. No es mal botín para un viaje que comenzó sin Budinger ni Larkin en el pasaje. Eso sí, también cantidades ingentes de sufrimiento y un mar de sudores fríos para un Baskonia que jugó demasiado con fuego en su visita a la cancha del recién coronado campeón de la FIBA Champions League. Demasiado permisivo fue el conjunto azulgrana en un tercer cuarto en el que vio cómo el temor comenzaba a fluir por sus venas y el que permitió el alzamiento del cuadro de Txus Vidorreta, protestón y pendenciero, pero también con agallas para reponerse de resacas y tutear al gigante vitoriano hasta ponerle casi contra las cuerdas. Y el cuadro vitoriano, con serios problemas para meter el partido en el congelador, muy justo de temple y con escasa lumbre en un partido que se internó en las tinieblas en los últimos minutos.

Entre errores constantes e indecisiones, Beaubois puso luz con un triple providencial a falta de 57 segundos para colocar el 69-74. Doomekamp respondió con un dardo desde la misma distancia y los azulgranas aún desperdiciaron una nueva opción ofensiva a manos de Shengelia. Tampoco es que le sobrara clarividencia al conjunto isleño en su última posesión con 18 segundos por jugar. La noche cayó sobre la penetración de Richotti, Hanga mató el duelo desde la línea de tiros libres (72-76) y robó el balón para evitar que los locales tratarán de, al menos, igualar el ‘average’. Resultado óptimo, pero alumbrado entre el caos y la sensación de haber salvado el cuello por poco. Sin el seguro de vida ofensivo de Larkin ni la coherencia y la presencia física de Budinger, la vida volvió a ser dura para el Baskonia, que administró bien sus recursos durante tres cuartos para asomarse al abismo en el último.

De más a menos

El Baskonia pisó firme en el arranque, con Laprovittola a los mandos para tapar la ausencia del lesionado Larkin. El acierto exterior y un nivel óptimo de seriedad ofensiva permitieron a los azulgranas tomar el control de choque. Cuatro triples en el primer cuarto y un parcial de 0-10 ayudaron a abrir brecha hasta cerrar los diez minutos iniciales con una primera ventaja clara (16-25). Consciente del estado de cierto sopor de su equipo, Txus Vidorreta trató de elevar la temperatura al provocar una técnica por protestar en el inicio del segundo capítulo. La estrategia no terminó de encauzar al Iberostar Tenerife, muy lastrado por el bajo porcentaje triple.

El Baskonia siguió imperturbable, San Miguel se ganó una técnica tras una carga perfectamente prescindible contra los riñones de Diop. Cuatro tiros libres y un posterior triple de Shengelia permitía a los vitorianos poner tierra de por medio (18-34, minuto 13).

El Baskonia se abría paso sin vaivenes serios, a resguardo incluso de la rápida acumulación de faltas de Hanga o los problemas de Rafa Luz a la hora de leer algunas celadas defensivas tinerfeñas. Sedekerskis ganaba galones y experiencia asentado en su juego mientras el Iberostar Tenerife amagaba con reaccionar con un triple de Doomekamp y una canasta doble de Richotti (27-35, minuto 17). Sito Alonso movía piezas, con opciones más reducidas debido a las bajas de Larkin y Budinger, sin que su equipo cayera en la depresión hasta alcanzar el descanso con un 28-40.

Se preveía un despertar del anfitrión. La recuperación de la puntería triple y la desatención reboteadora devolvieron al duelo a los de Txus Vidorreta. Comenzó el progresivo decaimiento de un Baskonia aún con una renta holgada a la conclusión del tercer período (48-60). Era un colchón a preservar, pero la noche ser torció de manera definitiva con un parcial de 14-3 que sonó a zafarrancho desde las filas de un Tenerife embravecido (62-63, minuto 33). Tocaba atravesar un calvario y el Baskonia trató de afrontar el trago con paso dubitativo, en medio de una tensión que incluso llevó a Sito Alonso a sumar una técnica a la colección de castigos repartidos por el trío arbitral durante todo el encuentro. Casi desaparecido en ataque en los minutos precedentes, Beaubois puso dosis contadas de virtuosismo, suficientes en una pelea convertido en una sucesión casi continua de errores por parte de ambos equipos. Los puntos del francés y un triple de Rafa Luz debieron ser sinónimo de sentencia, pero los azulgranas jugaron al descontrol, algo que tampoco aprovechó el Iberostar Tenerife, que dejó salir vivo de la isla al Baskonia.

Directo

IBEROSTAR TENERIFE 72 - 76 BASKONIA

Nada más por nuestra parte. Gracias por habernos acompañado una jornada más. Saludos!! Agur!!

Repaso rápido a los números del encuentro. Nico Richotti ha terminado como máximo anotador, con 18 puntos, con una valoración de 19. Los mismos que Adam Hanga. Aunque el húngaro anotó sólo 14.

Un duelo clave para la pelea por esa tercera y cuarta posición, que se salda con triunfo de los hombres de Sito Alonso, el 20º de la temporada.

Enorme triunfo de los gasteiztarras, que llegaron a ir +20 en el marcador, pero que han tenido que sudar la gota gorda para llevarse la victoria de esta complicada cancha.

IBEROSTAR TENERIFE 72 - 76 BASKONIA

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate