El Correo
Baskonia

LIGA ACB

Lucidez en porciones mínimas

  • El Baskonia gana un derbi anodino ante el Bilbao Basket con un golpe de mano en el cuarto final

Otra página pasada hacia el cierre de la fase regular y el inicio de los ‘play off’ y el Baskonia que vuelve a la senda correcta. Con la lucidez justa y dispuesto a hacer las cosas un poco mejor que su rival, se llevó el conjunto azulgrana el derbi de Miribilla. Un triunfo obligado que permite a los vitorianos continuar en la pelea por asegurarse un puesto entre los cuatro primeros y la ventaja de campo, al menos, en la primera ronda de las eliminatorias por el título liguero a la espera de cerrar la fase regular el próximo domingo en el Buesa Arena contra el Fuenlabrada.

No medió una lucha encarnizada ni saltaron chispas, más allá de los arranques de perdonavidas de Axel Hervelle, todo un clásico en los últimos tiempos. El choque entre vecinos se resolvió por la lógica del tuerto que logra imponerse ante un oponente ciego. Sobre el papel, se jugaba el Bilbao Basket las últimas opciones de subirse al tren de los ‘play off’, aunque terminó por semejarse a un anfitrión con más ganas de vacaciones que de otra cosa. La lucidez se alió con el Baskonia, aunque en porciones mínimas. Sus destellos fueron más y con mayor efectividad entre un panorama general de tinieblas. Controló el marcador durante buena parte del encuentro, aunque también tuvo momentos en los que su adversario se acercó en exceso. Sin demasiada convicción, beneficiándose de cierto atolondramiento azulgrana y, sobre todo, de su incapacidad para romper de manera autoritaria un partido disputado a cámara lenta, sumido un ritmo cansino. Un derbi anodino, casi rutinario; lo peor que le puede suceder a un duelo de alta rivalidad. Y, por encima de todo, un encuentro que pésima efectividad por parte de ambos equipos.

Llegados a estas alturas de la temporada, queda claro que es el maná ofensivo lo que alimenta al Baskonia. Las rachas anotadoras son el sustento de su juego, la corriente eléctrica que revoluciona su maquinaria. Su defensa va y viene, con destellos de alta actividad pero sin una clara línea de continuidad. Sin Chase Budinger, la capacidad para la refriega física decrece, mientras Sito Alonso busca alternativas para reordenar su línea exterior, con el recursos de la utilización de dos bases en cancha como una de las alternativas. La solución volvió a ponerse en práctica ante el Bilbao Basket aunque necesita tiempo para echar raíces.

Por encima de todo, fue el acierto lo que echó en falta el Baskonia, una deficiencia compartida con su oponente. En el derbi de Miribilla, los vitorianos lograron imponerse con un 16 % en lanzamientos triples (4 de 25 intentos). La principal arma ofensiva del baloncesto moderno brilló bajo mínimos en las filas azulgranas. Sin embargo, la mira exterior del Bilbao Basket acrecentó aún más la oscuridad, con un pobre 13 % desde más allá de 6,75 (2 de 15). Tampoco ayudó la sensación de endeblez interior, sin un claro dominio reboteador y con Buva y Eric capaces de dominar la pintura durante varias fases del encuentro ante Diop y Voigtmann.

Marasmo anotador

No fue un alarde de eficiencia el duelo de Miribilla. Al menos, el Baskonia se las empleó para ser el que mejor supo adaptarse a un escenario de marasmo anotador repartido. Le bastó un golpe de mano en el último cuarto, sin una potencia desbordante pero con el suficiente veneno como para sembrar la desazón en un Bilbao Basket que no también contagiado por un juego de baja energía y puntería desastrosa. Justo cuando los vizcaínos parecían coger el carril de aceleración al ponerse por delante con un 53-52 a falta de nueve minutos para el cierre, el Baskonia se puso firme para modelar un parcial de 1-11 alimentado con un triple de Shengelia, un par de chispazos ofensivos de Beaubois y otro tantos lances ofensivos bien resueltos por Laprovittola y Voigtmann (54-63, minuto 34). Fue una bofetada de autoridad, concisa, seguida de un par de flagrantes despistes defensivos que ayudaron al Bilbao Basket a acercarse de nuevo (62-65, minuto 37). Obligado a liquidar de nuevo el choque, el Baskonia se dispuso a lanzar un último zarpazo ya definitivo. Un robo de balón de Beaubois ayudó a Shengelia a culminar un contraataque que congeló los ánimos de Miribilla. En el Bilbao Basket, Mumbrú ya peleaba en solitario sin apenas apoyos mientras Hanga se encargaba de cerrar el derbi con cinco puntos consecutivos. Puerta cerrada a los ‘play off’ para los anfitriones y un Baskonia que sigue su ruta hacia las series por el último título en juego de la temporada.

Directo

RETABET BILBAO BASKET 64 - 75 BASKONIA

Nosotros ponemos aquí el punto final a esta narración. Gracias por habernos acompañado un día más. Un saludo!! Agur!!

En Bilbao Basket, Buva ha sido el más destacado. 15 puntos anotados y 18 de valoración.

Rodrigue Beaubois, con 18 puntos, ha sido el máximo anotador. Voigtmann fue el más valorado, con 20.

Baskonia, por su parte, tiene al alcance de la mano ser cabeza de serie tras imponerse hoy en la cancha bilbaina.

Los hombres de negro se despiden de Miribilla por esta temporada con derrota, un resultado que les deja sin opción de play-off

Poco juego en el partido, bastante trabado sobre todo en esta segunda mitad.

RETABET BILBAO BASKET 64 - 75 BASKONIA

FINAL DEL DERBI EN MIRIBILLA

Shengelia con el balón... no lo va a jugar...

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate