El Correo
Baskonia

Semifinales y toneladas de angustia

  • El triple errado de Kuric y el posterior rebote de Larkin mantienen con vida al Baskonia, que accede a la segunda ronda de los ‘play off’ tras un choque de eliminación pleno de desazón ante el Gran Canaria

Cuando Shane Larkin capturó a falta de cuatro segundos, sabía que se había apropiado de un seguro de vida, un pasaporte para las semifinales de la Liga ACB. Botó y corrió sin tener claro hacia donde hasta que escuchó la bocina final. Instantes antes, Kyle Kuric se había quedado liberado para recibir el balón tras la línea de 6,75. El especialista ante un momento cumbre en una suerte que domina cuando el marcador mostraba un 73-71.

Su suspensión fue perfecta, con una ejecución académica. El suyo era un dardo directo al corazón sufriente del Buesa Arena, que casi se veía de vacaciones después de un encuentro de tortura continua. Voló el balón y quiso la fortuna que el hierro lo escupiera, creando una parábola que rompió Larkin con su segundo rebote defensivo de la tarde. El Baskonia quedaba indultado y el Gran Canaria veía cómo se escapaba el sueño de reeditar la gesta de hace cuatro años en el mismo escenario. Los azulgranas en cancha estallaron con un grito de liberación, conscientes de que habían logrado superar un muro que a punto estuvo de aplastarles. En el bando rival, Kyle Kuric caminando como un sonámbulo hacia ningún sitio, impermeable al consuelo de sus compañeros y sabedor de que había tenido la gloria en sus manos.

Fue el colofón a un duelo taquicárdico y convertido en un puño cerrado de desazón para ambos equipos. El Baskonia dio el paso ansiado hacia semifinales para acceder a su territorio natural, desde donde sigue contemplando la posibilidad de asaltar el título liguero. En la segunda ronda, se encontrará con el Valencia Baskonia y mantendrá de su lado la ventaja de campo. Pero ante el equipo taronja, necesitará dotar de su juego de un mayor equilibrio.

En los extremos

Durante la serie de cuartos, el cuadro azulgrana ha vivido de manera continua en los extremos, hasta salir vivo de un choque de eliminación como el de ayer que cerca estuvo de propagar un prematuro fundido en negro a la temporada. El Baskonia fue ayer un equipo dominado por la zozobra, presionado por la responsabilidad y las obligaciones. Al menos, al Gran Canaria también le faltó ese punto de temple y fortuna para dar el gran golpe en un Buesa Arena cuya asistencia sufrió la lógica resaca posterior al éxodo vitoriano a la final perdida por el Alavés en el Vicente Calderón.

El desenlace del choque fue el resumen perfecto del duelo, con una sucesión de errores en ambos bandos que llevaron a un cierre de infarto. Los vitorianos entraron en los dos minutos finales con un 73-69 para después gastar una falta innecesaria por parte de Ilimane Diop que permitió a los canarios acercarse con dos tiros libres de Eulis Báez (73-71, minuto 39). El balón ya no acariciaría la cesta de ninguno de los dos aros. Entre medias, un triple fallado por Kim Tillie, otro error desde la misma distancia de Bo McCalebb, una pérdida de balón casi fatídica de Nicolás Laprovittola y la escena final con Kyle Kuric con todo a su favor para ser el gran ejecutor y el posterior rebote de Shane Larkin, que mantenía el cerrojo del Buesa Arena intacto.

Directo

FINAL: BASKONIA 73-GRAN CANARIA 71. El martes empiezan las semifinales en el Buesa Arena ante el Valencia, con el factor cancha a favor.

El Baskonia se medirá al Valencia Basket.

El Baskonia vence por 73-71.

Lo ha hecho sufriendo mucho, pero ha ganado.

Ha ganado el Baskonia.

Final en Vitoria: 73-71!!!

El Baskonia pasa a las semifinales.

El Baskonia saca la eliminatoria con mucho sufrimiento.

Finaaaaal. 73-71.

Falla Kuric!!!

Gran Canaria ataca.

Vaya emoción!

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate