El Correo
Baskonia

baskonia

Rozar, pero no pegar

Se acabó. El Baskonia ha terminado la temporada perdiendo fuera de casa un partido en el que el contrario utilizó las armas propias del equipo vitoriano, la pasión defensiva y la fe. La eliminación no me resulta injusta porque los valencianos han llegado más fuertes a los momentos finales de la disputa de la semifinal.

Durante muchos momentos, la temporada podría haber sido exitosa, pero a última hora se ha fallado. Ya clasificados para lucir en la Euroliga, se perdió la oportunidad de esquivar al poderoso CSKA Moscú. En la Copa del Rey estuvimos muy cerca de eliminar al Real Madrid, pero tampoco se pudo. El desenlace en la Liga ACB es aceptable, aunque nunca brillante. ¿Qué ha faltado?, o mejor, ¿qué balance merece todo lo vivido?

Ya pensando en el futuro y desde la urgencia y el desconocimiento de quién no está en las tripas del club, me permito la siguiente licencia. Larkin y Hanga son jugadores de alto nivel europeo, Beaubois también cabe en un proyecto de futuro. La pareja Shengelia y Tillie, también porque tienen carácter y físico, ¡qué se queden! Ya tenemos cinco.

La caldera del equipo ha proporcionado muy poco calor, el fiasco de Bargnani lo enfrió todo. Voigtmann se va por alejados terrenos exteriores más confortables y solo merece el tercer puesto en la posición. Para mí, Diop ha sido una decepción. Conoce muy poco el juego y por su juventud merece el cuarto puesto en esa posición.

Por lo vivido conviene reconocer que la temporada ha transcurrido con unas carencias interiores que quizás sean el motivo de haber rozado y no pegado. De los temporeros, el mejor ha sido Ledo, bravo, con decisión, ideal para sustituir a Hanga si ‘cogiera gripe’. Me salen cinco o seis jugadores, eso si el club tiene ‘pasta’ para retenerles o, en algún caso, prefiere hacer caja para buscar algún proyecto oculto.

¿Qué pasará con Sito? Con la trayectoria del club es imposible hacer una quiniela. Los resultados dicen que su trabajo ha sido correcto, el trato con los jugadores lo parece, se comió al italiano sin una mala cara y cuidado que estaba duro. Los despachos quedan muy arriba y consecuentemente no se sabe nada de la temperatura que allí pueda haber. Lo que sí es cierto es que no es la chica más deseada del baile, es ya tarde, y no le han sacado a bailar. Dudo una vez más para dar mi pronóstico sobre Sito Alonso, cuando ocurra diré yo lo sabía. ¿Qué sabías?

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate