El Correo
Baskonia

baloncesto

Heurtel vuelve a la Liga ACB

Thomas Heurtel.
Thomas Heurtel. / Getty Images
  • El exbaskonista refuerza la huérfana posición de base del Barcelona después de dos temporadas y media en el Anadolu Efes

Ramón Rivas abrió el camino. Le siguieron Manel Comas, Marcelo Nicola, Dusko Ivanovic, Roko Leni Ukic, Pete Mickeal, Marcelinho Huertas, Brad Oleson, Maciej Lampe, Tibor Pleiss y este mismo mes Sito Alonso. Conexión directa entre el Buesa Arena y el Palau, una vía tan transitada en las últimas temporadas que hay quien debe hacer escala para llegar a Barcelona. Pau Ribas, Joey Dorsey o Thomas Heurtel, anunciado este jueves como nuevo jugador del conjunto blaugrana para las dos próximas temporadas. Más pimienta para los cuatro duelos, por lo menos, que se avecinan la próxima temporada entre vitorianos y ‘culés’.

El controvertido base galo (28 años y 1,89 metros), uno de esos jugadores que no admite medias tintas para despertar pasiones y críticas a partes iguales, regresa a la Liga ACB tras dos temporadas y media en el Anadolu Efes turco. En la última promedió 12,2 puntos y 6,7 asistencias en la Liga turca y 12,7 puntos y 5,6 asistencias en la Euroliga, competición en la que fue el sexto mejor pasador, justo después de Shane Larkin (5,67).

Con notable experiencia en la máxima competición continental (146 partidos entre Baskonia y Efes) y en el torneo doméstico (155 entre Alicante y Baskonia), el base de Béziers refuerza en Barcelona una posición huérfana tras las anunciadas salidas de Renfroe y Munford, a los que se les podría añadir Tyrese Rice en los próximos días. El deseo del club es apuntalarla con el propio Larkin, aunque esa operación debería pasar por el siempre engorroso derecho de tanteo.

Talento sin carisma

Retorno a la Liga que le dio galones de estrella en el panorama europeo, en las filas de un Baskonia donde su enorme talento nunca llegó a conectar con el Buesa Arena, que antepone la implicación a la calidad en su jerarquía de ídolos. Un genio sin carisma que ha transitado de la misma manera por Estambul, donde sí ha podido serenar ese juego tachado en ocasiones de anárquico e individualista a pesar de sus buenos números en el capítulo de asistencias. Calidad y estadísticas notables carentes de aderezo. Fiel a sí mismo, a ese carácter indómito que tantos partidos ha dinamitado en la cancha. El Barcelona le da ahora la tercera oportunidad de consolidarse definitivamente como uno de los grandes bases de la Euroliga.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate