El Correo
Baskonia

baskonia

«Tengo confianza en llegar a ser un gran entrenador»

video

Pablo Prigioni, durante la rueda de prensa. / Rafa Gutiérrez

  • Pablo Prigioni, nuevo técnico del Baskonia, reconoce que necesitará «un proceso de adaptación»

Pablo Prigioni acepta el reto. Consciente del riesgo, pero con plena confianza en su capacidad. «No es fácil, lo sé, no soy tonto», ha subrayado este viernes el argentino en su presentación como nuevo técnico baskonista. Sabe que su inexperiencia parte como el principal enemigo y entiende a los aficionados que sienten ese temor, pero a su favor juega que «cuando hay un sentimiento como es el caso, te obliga a dar todo como hice como jugador». El aval del carácter. «Claramente es una apuesta del club y mía personal. Las apuestas a veces salen bien y a veces salen mal, pero no tengo ningún miedo a que salga mal ni tengo que pensar que no salga bien. Siempre he tenido retos difíciles, me fui a la NBA con 35 años y estuve cuatro años jugando casi todos los partidos. Ese sí era un reto complicado. Para eso estamos».

Ser técnico era algo que le rondaba la cabeza «hace muchos años» y confiesa que ya se había imaginado dirigiendo al banquillo. El sueño es ahora realidad, sin apenas tiempo para la digestión. «Necesitaré un proceso de adaptación, pero tengo mucha confianza en que puedo ser en algún momento un gran entrenador, ahora no, pero en serlo en algún momento», explica Prigioni, que desconoce aún cuál va a ser su sello desde el banquillo. «Me gustan muchas cosas, tengo un mix, se me abrió mucho la cabeza en la NBA, donde agregué muchos conocimientos», apunta.

Tampoco quiere marcarse metas ni prometer éxitos. «Sería ridículo hablar de ganar cuando no he entrenado a nadie todavía». Solo anuncia trabajo y compromiso, las mismas señas de identidad que marcaron su exitosa carrera como jugador. «Lo primero que tengo que hacer es que el equipo juegue bien al basket. Conozco los objetivos del club, son los mismos que los míos, pero me voy a centrar en que los jugadores mejoren individualmente y el equipo llegue al límite de sus posibilidades en cuanto al juego colectivo. Es ahí donde voy a poner todo mi esfuerzo, ese tiene que ser el objetivo», concluye el argentino.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate