UCAM Murcia - Baskonia

El obstáculo trampa de un calendario frenético

‘Pato’ Garino ha sido dado de alta por Vildoza en la ACB./Igor Aizpuru
‘Pato’ Garino ha sido dado de alta por Vildoza en la ACB. / Igor Aizpuru

El Baskonia se exige la victoria ante el combativo Murcia en el segundo de los cinco partidos condensados en diez días

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN

El Baskonia afronta hoy su segundo partido en apenas diez días. Entre el CSKA y el Real Madrid, con el Fenerbahce y el Valencia en el horizonte, se cuela la visita al UCAM Murcia (12.30 horas). Sobre el papel, el adversario más sencillo de este rocoso tramo del calendario. Sobre el parqué, el equipo vitoriano debe hacer frente a las virtudes del conjunto del vitoriano Ibon Navarro, que las tiene, y a cualquier tentación de relajación o bajada de tensión en medio de un calendario tan frenético.

Pedro Martínez no puede contar con Luca Vildoza, afectado de una conjuntivitis infecciosa, pero vuelve a contar con Patricio Garino e Ilimane Diop en la ACB seis semanas después, lo que amplía la rotación y le permite elevar la intensidad defensiva y dar refresco a piezas importantes como Janis Timma y Vincent Poirier, dos de los que más desgaste acumularon ante el CSKA. El alero argentino ya actuó ante el conjunto ruso -protegió su rostro con una máscara por la fractura de mandíbula que sufrió-, aunque con una lógica falta de ritmo y cierta ansiedad que desembocó en faltas rápidas. El pívot senegalés entró en el ‘roster’, pero no saltó a la cancha y hoy puede tener su oportunidad.

El Baskonia se exige el triunfo con la vista puesta en la Copa del Rey y en ese objetivo de acudir a la cita como cabeza de serie, entre los cuatro primeros de la primera vuelta liguera. De momento es quinto, pero empatado con el cuarto, el Barcelona. El UCAM Murcia comparte meta, aunque con diferente itinerario. El conjunto levantino mira a esa octava plaza que concede el último billete. Lo tiene a una victoria, aunque en medio de un embudo clasificatorio notable en esa franja de la tabla.

El UCAM «siempre compite»

La irregularidad en casa está lastrando al equipo de Ibon Navarro, que solo ha ganado dos de los seis partidos disputados ante su público. Pero, como subraya el propio entrenador alavés, el UCAM «siempre compite». No ha perdido ningún encuentro por más de diez puntos -Unicaja (64-74)-, fue capaz de ganar en el Palau (94-97) y rozó la victoria ante el Valencia en casa (91-93) y el Real Madrid fuera (87-85).

Navarro, que tiene las bajas por lesión de los interiores Antelo y Faverani, ha confeccionado un grupo con deseo, reflejado en el rebote ofensivo (11,5) y en las recuperaciones (7,6), apartados donde supera las prestaciones baskonistas. Individualmente destacan las figuras de Clevin Hannah, un base eléctrico que ejerce de máximo anotador murciano (11,8), la amenaza exterior de Brad Oleson (9,5) y el poderío reboteador del tándem Sadiel Rojas (5,2) y Kevin Tumba (5,7).

Último reto de 2017, que en la ACB arroja un balance baskonista de 26 victorias y 12 derrotas. Un 68% de triunfos en un año irregular que el conjunto vitoriano despide en Murcia. Para la ocasión, el UCAM ha fijado en 10 euros el precio único de las entradas, regalará localidades infantiles y gominolas con forma de uvas para vivir de forma anticipada la Nochevieja en el Palacio de los Deportes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos