Pedro Martínez: «Si ganamos, el premio es grande»

Pedro Martínez charla con Beaubois durante el entrenamiento de este sábado en el Buesa Arena./Jesús Andrade
Pedro Martínez charla con Beaubois durante el entrenamiento de este sábado en el Buesa Arena. / Jesús Andrade

El técnico del Baskonia dice que «la motivación por sacar el partido es evidente», y señala que Voigtmann es duda, aunque no ha descartado su participación

JON AROCA

El Baskonia ya piensa en el tercer partido de la final de Liga y en aprovechar el 'efecto Buesa Arena'. Los vitorianos hacen un balance positivo de lo que va de serie, ya que consiguieron vencer uno de los dos encuentros jugados en Madrid, pero se quedaron con un mal sabor de boca tras la derrota del viernes. Es por eso quieren pasar página lo antes posible y volver a dar su mejor nivel para poder volver a ganar la Liga ocho años después.

Pedro Martínez es consciente de la importancia que tiene jugar en casa. Más aún con la contundencia que arrojan los números: si el Baskonia gana los dos próximos partidos, será campeón. «Y si lo consiguen ellos, ellos se llevan el título», avisó el entrenador baskonista, que intentó mantener los pies en el suelo durante la comparecencia previa al partido ante los periodistas. «Es lo bueno que tiene la competición, que está todo abierto y no damos nada por hecho», celebró.

No tendrán tregua los azulgranas, que nada más llegar este sábado desde Madrid se han puesto manos a la obra para preparar el encuentro de este domingo. Pedro Martínez no ha dudado en elevarlo a la categoría de «muy importante». «Vamos a intentar ganarlo porque el premio es grande», ha añadido. Eso sí, pese a la evidente dificultad, ganas no les faltan para lograr la victoria. «La motivación que tenemos por sacar el partido y seguir por delante en la serie es evidente». Ha reconocido que la igualdad es muy evidente, y que el resultado de la serie es una buena muestra de ello. Por ello, deseó que el Baskonia pueda «seguir avanzando en una buena dirección». Delante tendrán a un Real Madrid que «es un gran equipo», y ha deseado que los suyos puedan jugar un buen partido. Para ello, cree que es clave «tener consistencia, constancia e identidad».

No lo tendrán fácil para hacerse con la victoria, y menos si finalmente Johannes Voigtmann es baja. El poste alemán sufrió una fuerte torcedura de tobillo en el segundo partido, y tuvo que abandonar la cancha entre con una visible cojera y evidentes muestras de dolor. No volvió en la segunda mitad, y en el banquillo se le vio luciendo un vendaje en la articulación.

Pedro Martínez ha admitido su preocupación, y ha reconocido que «es duda», pero quiso ser optimista respecto a su capacidad de recuperación fruto del tratamiento al que ha sido sometido. Aún así, ha confesado que «es difícil porque hay poco tiempo entre un partido y el otro». En cualquier caso, ha avisado que su presencia no está completamente descartada porque «el enfrentamiento se merece hacer cualquier tipo de esfuerzo siempre y cuando no peligre su salud». «Si hay alguna posibilidad de jugar, él jugará», ha aventurado.

Su continuidad, probable

También hubo tiempo en la comparecencia para comentar su futuro, del que sigue sin haber confirmación oficial. El presidente del Baskonia, Josean Querejeta, comentó en los días previos a la final que «sería lo lógico» que Pedro Martínez siguiese un año más en Vitoria, tal y como estipula el contrato que firmó en su llegada.

El entrenador baskonista fue tajante. «Hay contrato en vigor, y la idea es de continuidad», ha explicado, además de comentar que sigue siendo la misma situación de hace unos meses, por lo que «no hay ninguna novedad». Los aficionados baskonistas respirarán a buen seguro más tranquilos, especialmente después de unos días en los que la rumorología ha disparo las alarmas.

Pero más que en el futuro, Pedro Martínez quiere pensar en el presente. «Tenemos que estar centrados en la competición, y no hay ningún aspecto personal o individual que esté por encima», ha subrayado. Además, ha añadido que su deseo es dedicar todo su «tiempo y energía» en intentar conseguir el objetivo, que no es otro que ganar la Liga ACB, que sería la segunda consecutiva para él. «Es un objetivo muy bonito y muy ilusionante como para pensar en otras cosas», ha finalizado.

Los baskonistas tendrán que abstraerse de todos los elementos ajenos al duelo e intentar lograr su segunda victoria de la final. La ilusión, como ya ha avisado Pedro Martínez, es visible.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos