Baskonia

Pedro Martínez: «Me ha gustado nuestra mentalidad ganadora»

Pedro Martínez, durante el encuentro de Belgrado. /
Pedro Martínez, durante el encuentro de Belgrado.

El técnico admite que tuvieron «muchos problemas para defender sus interiores» en la segunda mitad y destaca la labor de Shengelia

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN

Un gran triunfo, con sus altibajos, con sus momentos de duda y con sus picos de juego. Pedro Martínez ya había vaticinado un duelo igualado. «El Estrella Roja es un equipo muy bueno y en casa, con su afición, tiene una gran mentalidad». Lo demostró en la segunda parte para dar la vuelta a un partido que el Baskonia había dominado en la primera. «Hemos tenido muchos problemas para defender a sus interiores. Shengelia ha hecho un gran trabajo ahí con sus ‘cincos. En los últimos minutos hemos tenido fortuna en los tiros y estamos muy contentos por la victoria», reflexionó el entrenador.

La cuarta en sus cinco partidos como técnico azulgrana. «Estamos satisfechos, pero sabemos que la Euroliga es complicada, hay muchos equipos muy buenos y tenemos que seguir trabajando sabiendo que va a ser un camino largo». La mejoría es notable, tanto en la clasificación como en la cancha. Aunque un entrenador suele fijar más la lupa en los errores que en los aciertos. Le gustó la «mentalidad ganadora» de su equipo en el tramo final, pero «nos han metido demasiadas canastas fáciles, muchos tiros adicionales y no podemos perder diez balones en la segunda parte», subrayó Pedro Martínez, que también observó momentos de discontinuidad defensiva a la hora de frenar al Estrella Roja.

Fin de semana de descanso

Ahora llega un parón liguero que supone un respiro en un calendario frenético. Pedro Martínez lo aprovechará para dar un fin de semana de descanso a sus jugadores. Se lo han ganado. «Tenía una apuesta con el equipo», explicó en Radio Vitoria. «A mí me gustaría entrenar, pero es importante llegar fresco a los momentos importantes y a veces aprovechas más entrenando menos tiempo pero mejor», precisó. Sus pupilos agradecerán la desconexión, física y mental. Ayer, en la segunda mitad y condicionado por una rotación recortada por las lesiones, el Baskonia perdió fuelle ante el empuje local.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos