BASKONIA

Prigioni confirma que Vildoza jugará en el Baskonia el próximo curso

Luca Vildoza, durante su primera visita al Buesa Arena tras firmar el contrato con el Baskonia. /Igor Aizpuru
Luca Vildoza, durante su primera visita al Buesa Arena tras firmar el contrato con el Baskonia. / Igor Aizpuru

El entrenador argentino considera clave formar un cuerpo técnico «lo más completo y de la mayor calidad posible»

CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

Pablo Prigioni se ha encargado de despejar cualquier duda sobre el destino de Luca Vildoza la próxima temporada. «La idea es que Luca esté con nosotros el año que viene, que sea uno de los bases del equipo», confirmó el técnico baskonista en una entrevista concedida al portal argentino ‘Básquet Plus’. La posibilidad de una cesión queda definitivamente descartada. El joven proyecto azulgrana ha cerrado con nota su última temporada en la competición liguera de su país como líder del Quilmes. Ahora, le toca pasar el ‘sarampión’ de la adaptación al estilo europeo y a la exigencia baskonista. Prigioni tampoco quiere otorgarle al director de juego de Mar de Plata un puesto determinado en la jerarquía de bases, que contará con tres efectivos. «No quiero ponerle ningún techo. A mí, como jugador, no me gustaba que me dijeran: ‘Vos serás el primero, segundo o tercer base’. Con este calendario, seguro que vamos a necesitar de todos y cada uno de los jugadores del equipo. Estoy convencido de que puede tener un papel importante», subrayó Prigioni.

Vildoza, también preseleccionado para disputar con Argentina la Copa América este verano, partirá como uno más en la lucha por los minutos, aunque quien será su jefe principal la próxima temporada también le marca deberes. Prigioni entiende que su compatriota «va a tener que sacrificarse mucho para que la adaptación sea lo más rápida posible». En el aspecto atacante, detecta «un gran potencial», pero es en el aspecto defensivo donde «aún tiene mucho recorrido y mucho que mejorar». «Ese tiene que ser su desafío», apela el preparador azulgrana.

Vildoza es, de momento, el único hombre fijo en una tripleta de bases por completar. «Estamos en una semana de ‘stand by’. Hay jugadores que interesan, pero que ahora están explorando sus opciones en la NBA», reconoce Prigioni. Son los casos de Shane Larkin, también pretendido por gigantes como el Barcelona y el CSKA, o de Jayson Granger, también decidido a hallar un resquicio de entrada en la competición estadounidense. De forma paralela, también se trabaja en la construcción del cuerpo técnico, un aspecto que el preparador argentino considera indispensable. «La clave de que pudiera haber éxitos está en formar un grupo de trabajo lo más completo y de la mayor calidad posible que cubra todas las necesidades individuales y colectivas de los jugadores».

Asistente de confianza

En este apartado, el club tiene casi todo por hacer dentro de un ‘staff’ técnico en el que ahora tan solo se encuentra el vitoriano David Gil, responsable de ‘scouting’ en las últimas temporadas y que incluso podría sumar hasta dos caras nuevas. Prigioni reconoció en la entrevista concedida al portal de su país que se habían dado contactos con técnicos argentinos como Gonzalo García o Carlos Duro, sin que fructificara un acuerdo. «En este primer paso que doy como entrenador me hubiera gustado apoyarme en un asistente que lleve mucho tiempo en esto, gente que yo también conociera un poco. Sé que hay muy buenos asistentes, pero no me iba a sentir tan cómodo con alguien que no conozco de nada», admitió Prigioni, que precisa de alguien «con el bagaje suficiente para complementarme».

En la búsqueda de asistentes del nuevo entrenador, el Baskonia ha tanteado sin éxito opciones consolidadas como las de Ibon Navarro, que terminó firmando por el UCAM Murcia para seguir con su carrera como primer entrenador. Además, entre el abanico de opciones que maneja la entidad vitoriana también aparece el donostiarra Iurgi Caminos, que dirigió al Araberri en la campaña 2013-14 hasta ser despedido mediada la siguiente temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos