El primer título europeo volverá a dirimirse en el Buesa Arena dieciocho años después

Manu Ginóbili y Elmer Bennett, durante la serie final por el título europeo que se jugó en el Buesa Arena./Iosu Onandia
Manu Ginóbili y Elmer Bennett, durante la serie final por el título europeo que se jugó en el Buesa Arena. / Iosu Onandia

El recinto azulgrana albergó en 2001 la serie de cinco encuentros por el trofeo que disputaron el entonces TAU Cerámica y la Kinder de Bolonia

José Ángel Martínez Viguri
JOSÉ ÁNGEL MARTÍNEZ VIGURI

El flamante Fernando Buesa Arena, un recinto concebido precisamente para albergar una Final Four de la Euroliga, ya tiene en su poder la designación largamente anhelada. En un año, en mayo de 2019, el pabellón de Zurbano, con un aforo superior a los 15.500 espectadores, reunirá a lo más granado del baloncesto europeo, a los cuatro equipos que después de un largo recorrido de partidos y obstáculos pugnarán por tan preciado trofeo.

Es la primera vez en la historia que Vitoria acogerá tan distinguido campeonato, un evento de rango internacional que pondrá a la capital de nuevo en el mapa mundial por afluencia de público y atención mediática. Nunca antes lo había tenido en sus dominios, aunque hace dieciocho años, en 2001, sí fue sede de una disputa parecida. La serie de cinco encuentros por el máximo título que cruzó entonces al TAU Cerámica con el Kinder de Bolonia, quien finalmente se llevó la victoria (3-2). Fue aquella una edición, en realidad la primera de la actual Euroliga, rota por las disidencias en el básquet europeo, que se concretaron con la ausencia de equipos de postín como el CSKA, el Maccabi, Panathinaikos y Efes.

A la temporada siguiente, la 2001-02, la unidad de acción ya se instauró en la Euroliga y el torneo recuperó todo su esplendor y estableció la Final a Cuatro como desenlace para distinguir al triunfador de la temporada. Se jugó, precisamente, en Bolonia, la cancha del anterior campeón. Un año después ya vino a España, concretamente a Barcelona, sede de la patronal de franquicias de baloncesto europeas. Y la copa se la llevó el anfitrión culé. Desde entonces, solo Barcelona y Madrid, grandes urbes, al estilo de lo que promulgaba la organización, han albergado la Final Four en territorio nacional: la ciudad barcelonesa en 2003 y 2011 y la madrileña, en 2008 y en 2015, con victoria incluida. Dos en ambos casos.

La principal competición de baloncesto por clubes de Europa arrancó en 1958. Hasta 1991 se denominó Copa de Campeones Europeos de la FIBA. Pasó después a denominarse Liga Europea de la FIBA, denominación hasta 1996. La Euroliga de la FIBA se extendió hasta 2000. Fue en 2000-01, en plena crisis entre los equipos, cuando se le llamó Suproliga de la FIBA. Definitivamente, en 2001 tomó la versión actual, Euroliga de la ULEB. Al margen de Barcelona y Madrid, solo Zaragoza, en los años 1990 y 1995, recibió en su pabellón al principal torneo por equipos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos