Senadores del Baskonia

El 'senado' baskonista. Apraiz, Junguitu, Arana, Sanchón, Ruiz y Añua flanquean a Josean Querejeta en la cancha del Buesa, escenario dentro de un año de la Final Four. /IGOR AIZPURU
El 'senado' baskonista. Apraiz, Junguitu, Arana, Sanchón, Ruiz y Añua flanquean a Josean Querejeta en la cancha del Buesa, escenario dentro de un año de la Final Four. / IGOR AIZPURU

Históricos del baloncesto alavés se confiesan «alucinados» por la organización «impensable» el próximo año de la Final Four de la Euroliga en el Buesa Arena

ÁNGEL RESA

Se les cita a las cuatro y media dentro de las fauces del Buesa Arena. Y como el baloncesto es un juego de precisión gobernado por el reloj aparecen puntuales. Sin pausa, pero sin prisas, que son para los malos toreros y peores consejeras cuando las edades del hombre aprietan. Llega José Antonio de Apraiz con la afabilidad pintada en sus ojos claros. Al expresidente del Baskonia y médico le gusta hacer apartes y relatar anécdotas retenidas en el desván de la vida. ¡Ojo!, se abre la puerta que procura el acceso a la pista rodeada de fastuosas gradas vacías y entra Sanchón, de la divisa de los Sánchez Erauskin.

Bravo como siempre, se faja y reta permanentemente durante la charla en el 'uno contra uno'. Es la mosca que se imaginan y el tipo para todo en la entidad se gana a pulso dos técnicas. Que va de broma, hombre. Xabier Añua es el abuelo bonachón que todo el mundo querría tener con la sonrisa congelada en la boca. Protéjanse la zona lumbar, que ya está aquí Jesús Arana, aquel pívot rocoso al que supongo seguidor de Estopa por la leña que repartía bajo los aros de Mendizorroza.

En eso aparece el sumo pontífice, Josean Querejeta, para saludar y repartir camisetas de juego que los convocados lucen con orgullo. Alguien debe aportar un plus de seriedad, reflexión y ajustar cuentas con el pasado. Ese es Emilio Ruiz, reivindicador insistente de la figura del exmandatario José Antonio Santamaría. «Eh, también hay que hablar de Murguía, que hay muy buena gente en el valle de Zuia». Carece de mérito la adivinanza. Lo dice Luis Mari Junguitu, quien como fino tirador en su tiempo se abre a la charla apostado desde la esquina. ¿Quinteto y sexto hombre? Mejor todos titulares. Y ahí van elogios, añoranzas y pullas, claro. ¿Eh, Sanchón? Si al final resulta entrañable. Balón al aire… y a jugar.

Fintas y personales

El redactor les propone un resumen muy condensado para explicar por qué, según su criterio, Vitoria se encuentra a un año de organizar la Final Four de la Euroliga. El periodista trata de vender la mercancía y parece que el personal la compra. Sería tal que así. La afición en la ciudad precede al advenimiento de Querejeta, figura capitular sobre la que gira la transformación de un equipo modesto en cogobernante europeo con el apoyo imprescindible de las instituciones. Y en ese momento el presidente que, acompañado de Pepe Laso, se trajo a Josean de la Gipuzkoa profunda para el contraataque. Sánchez Erauskin, claro.

«Las instituciones no, la Diputación». Y Ruiz aprovecha el 'replay' de la jugada en la mesa de anotadores para incluir algo sin lo que difícilmente cabría explicar el salto cualitativo del Baskonia. Ruiz, el que despachaba directivas con 'Santa' en El Paso con una botella de vino, habla del sponsor fiel de Taugrés. «Fue crucial», dice Emilio. Sin duda, y junto al caído Fórum Filatélico, la firma a una camiseta pegada.

A Añua le pirra hablar, disfruta en la esgrima verbal y advierte: «Si me tienes que callar, hazlo». Ni se me ocurre, pionero. «Mi vinculación al baloncesto es anterior al Baskonia. Mira, se cumplen 50 años del campeonato de España de minibasket que ganamos con 'Coras'. Al club llegué con Apraiz de presidente, Txema Kapetillo de secretario técnico y yo de entrenador…».

-Sí. Y no lo descendiste de milagro (no hay premio; sí, es Sanchón, el que cambió la V inicial por la B).

Un club de fútbol en Primera

Eran tiempos de permanencia a duras penas e incluso de descensos para tomar impulso y recobrar la categoría. Posteriores, eso sí, a la madre del cordero que supuso la marcha del KAS a Bilbao. «Entonces, Santamaría tomó las riendas y dijo que la sección de baloncesto de un club de fútbol, el Vasconia, iba a seguir», explica Ruiz. Pide la palabra Xabier para matizar. «Cuando voy fuera suelo decir que el Baskonia es la única entidad de baloncesto que tiene un equipo de fútbol en Primera. Y me parece un maridaje perfecto que beneficia a ambos en el concepto moderno de espectáculo deportivo». El argumento no convence a Sanchón, su compañero de café matinal y diario junto a Manu Moreno. José Luis es, al parecer, de los del exseleccionador Pepu Hernández, el que dijo 'Ba-lon-ces-to'.

Todos los componentes del sexteto manejan sinónimos para expresar qué supone la F4 de 2019. «Alucinados, impensable, un sueño que no podríamos imaginar…». Lo reafirma Arana, que se enfundó la camiseta vitoriana en 1970, el año del ascenso a la entonces División de Honor, compañero del primer extranjero en la historia (Tollestrup) y de aquella máquina inclemente de anotar que era Ray Price. El mismo Jesús que fue directivo con Querejeta y delegado de campo desde esa mirada que impone respeto y seca gargantas. Y lo comparte Junguitu, también compañero de vestuario en aquella época, una de sus tres como azulgrana.

¿Político o presidente?

Al equipo de veteranos donde Luis Mari y Jesús aportan las gotas 'juveniles' le satisface, cómo no, la definición de Vitoria como ciudad de basket. Aunque el debate se abre a la hora de considerar si el Baskonia representa a más territorio del que propiamente le corresponde.

-Este club ha hecho algo que otros no hacen. Representa a Vitoria, a Álava y a Euskadi. Es un proyecto de país (reflexión de Añua).

-¡Los cojones! Esto es propiedad nuestra, es un equipo de aquí (subraya… Sanchón).

Creen que el influjo va más allá de la sombra propia que proyecta. Apraiz, por ejemplo, ensalza la residencia para jóvenes en Armentia como «un ejemplo de salud y deporte» y recuerda los «entrenadores de primer nivel que han salido de Vitoria». Abre las manos y parecen faltarle dedos para contarlos. Xabier se centra en la perspectiva de género. «El Baskonia impulsa y de su eco expandido está, por ejemplo, el Araski, que es una maravilla con el trabajo social tremendo que hace».

Llega el momento de enfocar la figura alargada de Querejeta, muñidor de una grandeza a partir de modestias pretéritas. Hay disciplina de voto, todo son elogios para quien el baloncesto considera un visionario. El autor de este artículo les envía una asistencia sobre la capacidad del presidente para tejer complicidades con representantes institucionales de distinto signo. Todos asienten.

-Josean hubiese sido un gran político (dice Ruiz).

-Pues yo prefiero que sea un gran presidente (replica Añua).

Y Emilio anota tras el bloqueo y la correspondiente continuación. «Vitoria se caracteriza por el Baskonia y por el jazz. Y Josean -advierte- no tiene fecha de caducidad».

«La residencia para jóvenes de Armentia es un magnífico ejemplo de salud y deporte»

«La residencia para jóvenes de Armentia es un magnífico ejemplo de salud y deporte» José Antonio de Apraiz, Expresidente y médico

Nacido en Vitoria hace 80 años. Fue presidente del Baskonia dos temporadas, de 1982 a 1984, y también ejerció de médico del club alavés.

«Eh, también hay que hablar de Murguía, que hay muy buena gente en el valle de Zuia»

«Eh, también hay que hablar de Murguía, que hay muy buena gente en el valle de Zuia» Luis Mari Junguitu, Exjugador

Natural de Murguía, donde nació hace 67 años. Fue jugador en tres etapas distintas en los años setenta y ochenta del equipo vitoriano.

«Traer una Final Four a Vitoria es un logro alucinante, inimaginable hace unos años»

«Traer una Final Four a Vitoria es un logro alucinante, inimaginable hace unos años» Jesús Arana, Exjugador

Vitoria, 69 años. Fue jugador entre 1970 y 1975. Después ejerció de directivo en los inicios de Querejeta como presidente y también hizo de delegado de campo.

«Sabíamos que nos la iban a conceder, pero pensábamos que sería la de 2020» Josean Querejeta, Presidente del Baskonia

«El Baskonia es una propiedad nuestra, de los alaveses, es un equipo de aquí»

«El Baskonia es una propiedad nuestra, de los alaveses, es un equipo de aquí» J. L. Sánchez Erauskin, Sanchón, Exdirectivo

Nació en Vitoria hace 78 años. Sanchón fue jugador, presidente y 'team manager' del Baskonia. Es un personaje legendario en la historia de la entidad.

«José Antonio Santamaría y el patrocinio de Taugrés fueron cruciales para el crecimiento del club»

«José Antonio Santamaría y el patrocinio de Taugrés fueron cruciales para el crecimiento del club» Emilio Ruiz, Exdirectivo

Natural de Vitoria. 85 años de edad. Expresidente del Baskonia y posteriormente directivo con José Antonio Santamaría y Josean Querejeta.

«El Baskonia y el Alavés me parecen un maridaje perfecto que beneficia a ambas entidades»

«El Baskonia y el Alavés me parecen un maridaje perfecto que beneficia a ambas entidades» Xabier Añua, Exjugador y exentrenador

Vitoria, 83 años. Entrenó al entonces Caja de Álava en 1984-85, cuando ganó la Copa Asociación en Badajoz. Dirigió antes al Barcelona y al Antibes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos