Baskonia

Shengelia, la bestia azulgrana

El taponazo de Shengelia. / ACB

Tremendo tapón del ala-pívot del Baskonia que se creció ante Rakim Sanders para frustrar una canasta que parecía clara

S. CARRACEDO

El capitán baskonista, Tornike Shengelia, ha demostrado con creces encarnar el carácter Baskonia. Esa actitud perseverante unida al pundonor, coraje y fuerza ha quedado patente en la Copa de Gran Canaria.

En una de sus muchas y buenas acciones, el georgiano voló alto, muy alto, para desbaratar una canasta que parecía hecha. El ala-pívot colocó un tremendo tampón de altura para frustrar la que parecía inevitable canasta de Sanders.

«No estamos felices, pero nunca nos rendimos»

Al término del encuentro, Tornike Shengelia, el mejor jugador del partido, no podía evitar mostrar su frustración por haber caído eliminado en los cuartos de final de Copa frente al Barcelona. El georgiano, sin embargo, mantenía la cabeza alta e hizo gala de su orgullo por un equipo que en ningún momento bajó los brazos, y por una afición que se hizo notar en el Gran Canaria Arena.

«El Barcelona ha hecho un buen trabajo. Sobre mi equipo solo quiero decir cosas positivas. Hemos demostrado que nunca nos rendimos, aunque estemos por debajo de ocho o diez puntos en los últimos minutos. Hemos luchado hasta el final. No estamos felices por el resultado, pero creo que cada uno ha salido de la cancha sabiendo que hemos dado todo lo que podíamos», resumió Shengelia, que firmó una estratosférica valoración de 40 puntos.

El jugador más determinante del Baskonia, además, no dejó de lado a la hinchada vitoriana, que movilizó a más de un millar de personas a Gran Canaria en busca de su séptimo entorchado copero. «Tenemos la mejor afición de España y Europa», sentenció el georgiano, quien opta por cambiar el chip y «corregir» los errores en la Liga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos