Shengelia brilla en el Europeo antes del reto de la continuidad

Shengelia supera a Rossi en el partido de ayer ante Italia.
Shengelia supera a Rossi en el partido de ayer ante Italia. / AFP

Líder indiscutible con Georgia, con la cuota de minutos más alta del torneo, perseguirá en el Baskonia la regularidad física que se le resiste

IÑIGO MIÑÓN VITORIA.

Buen trabajo de los jugadores baskonistas en el Europeo. Solo Poirier juega un papel secundario en Francia (3 puntos y 1,5 rebotes en 6,5 minutos de juego). El resto acapara protagonismo. Como Voigtmann en Alemania (9 puntos y 5 rebotes en 25,4 minutos). Pero, sobre todo, Timma en Letonia (16,3 puntos y 7 rebotes en 30,5 minutos) y Shengelia en Georgia (18,8 puntos y 7,8 rebotes en 35,7 minutos). Buenas sensaciones, pero con 'cara B', reflejada en las 'minutadas' que están metiéndose piezas importantes en la escuadra azulgrana. El georgiano es el que más ha jugado en la primera fase.

«El sistema europeo es un desastre. Los jugadores que disputan el Eurobasket podrían volver a sus equipos solo un día antes del partido inaugural de la competición», se quejó Sarunas Jasikevicius. Una voz autorizada. Shengelia, por ejemplo, ya conoce de primera mano los rigores de las temporadas sin descanso estival antes de afrontar un calendario frenético. Y el ala-pívot, líder indiscutible de la selección georgiana, encara su cuarta temporada en Vitoria con la asignatura pendiente de la regularidad física.

Los datos

18,8
Puntos por partido que ha anotado Shengelia, aderezados con 7,8 rebotes.
35,7
Minutos por partido del baskonista, el que más de todo el Eurobasket.

Nadie duda del talento y del potencial físico de un jugador que, en plenitud de condiciones, se sitúa entre los mejores 'cuatros' del continente. Hasta la fecha, eso sí, con el hándicap de la continuidad. De momento, no ha podido disputar ninguna temporada completa en las filas del Baskonia, condicionado cada año por las lesiones, algunas derivadas del concurso internacional con su selección.

El hándicap de las lesiones

Shengelia recaló hace tres veranos en el Buesa Arena y ya tuvo que estar mes y medio de baja en el arranque de la temporada 14-15, después de sufrir un esguince de tobillo con Georgia durante la fase de clasificación del Eurobasket. Hace dos veranos también afrontó una accidentada preparación del Europeo, que logró disputar tras recuperarse 'in extremis' de unas molestias musculares, pero en su vuelta a la capital alavesa volvió a quedar fuera seis semanas debido a un quiste en el menisco de la rodilla izquierda. Mediado el curso 15-16, tuvo que someterse a una intervención quirúrgica para curar el menisco externo de esa misma rodilla, lo que le apartó de la Copa del Rey y de la Final Four de Berlín.

El verano pasado volvió a encender las alarmas cuando se perdió el último partido de Georgia en el Preeuropeo por lo que su propia Federación definió como «una lesión de rodilla, aunque nada serio». Preocupación e incertidumbre de nuevo, aunque finalmente se quedó en un susto y el ala-pívot pudo empezar la temporada. Posteriormente causaría baja durante cuatro semanas, perdiéndose de nuevo la Copa, por otra lesión de rodilla, en este caso una fisura en la cabeza del peroné.

En busca de su alternativa

La brillantez con Georgia busca ahora continuidad en el Baskonia, que se afana en el mercado para encontrarle una alternativa que le dé minutos de refresco en la posición de 'cuatro', la única que falta por doblar en el plantel de Pablo Prigioni. No es ningún secreto que el club vitoriano está rastreando el zoco norteamericano en busca de esa pieza que complete su juego interior. Así lo apuntó la semana pasada el propio técnico «Hay muchos jugadores interesantes que pueden hacer 'training camp' de la NBA y luego quedar libres. Si te apuras, después te puedes perder uno mejor», explicó. En este caladero gustaba Jarrod Uthoff (24 años y 2,06 metros), agente libre que busca sitio en alguna franquicia, pero todo apunta a que no jugará en Vitoria.

Partido de trámite para España ante la Hungría de Hanga

España y Hungría se enfrentan hoy en Cluj con los deberes hechos (16.15 horas). Los dos equipos ya tienen sellados sus pasaportes para los octavos de final del Eurobasket 2017, por lo que su último partido de la primera fase será un trámite que servirá para hacer los últimos ajustes. El conjunto de Sergio Scariolo será primero del grupo sea cual sea el resultado, mientras que los húngaros, después de 48 años sin vencer y casi sin participar en una contienda europea (lo hicieron solo en 1999), se han ganado su derecho a seguir gracias a las victorias contra República Checa y Rumanía, liderados por un gran Hanga, que promedia 17,3 puntos en 25 minutos de juego.

En este contexto, España solo está a la espera de conocer su rival en octavos, el cuarto del Grupo D, que saldrá de la terna Turquía, Letonia y Rusia. A priori, es el conjunto otomano el que más opciones tiene, ya que solo sería tercera si gana por más de cuatro puntos su partido y Rusia y Serbia pierden sus compromisos.

Fotos

Vídeos