Shengelia y Poirier explorarán este verano sus opciones de dar el salto a la NBA

Shengelia durante un partido contra el Unicaja/Daniel Pérez
Shengelia durante un partido contra el Unicaja / Daniel Pérez

La atracción del torneo estadounidense acecha a dos pilares interiores sujetos a contrato en el Baskonia

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

La NBA sigue siendo una amenaza para cualquier pretensión de continuidad deportiva en el Baskonia. Lo ha sido a lo largo de los últimos años al atraer a algunos de los referentes del equipo azulgrana, con el correspondiente beneficio económico en muchos casos como consuelo, y lo volverá a ser este verano. Es el imán irresistible, el horizonte final al que aspira cualquier jugador. En el grupo de baloncestistas sujetos a contrato en el plantel vitoriano hay, al menos, dos que tratarán de explorar en las próximas semanas sus opciones de intentar encontrar un hueco en la competición estadounidense.

Se trata de Vincent Poirier y Tornike Shengelia, la pareja interior más consistente de la pasada campaña. Ambos están sujetos a contrato con el Baskonia, documentos que contemplan el coste de la rescisión en caso de salida a la NBA, cuya vigencia acostumbra también a estar limitada por su fecha correspondiente. La reciente celebración del 'draft' supone el preámbulo de la apertura del mercado en la mejor Liga del mundo, que comenzará a acelerarse a partir del 1 de julio. Entonces, comenzará la tormenta de contrataciones, la exposición de cifras millonarias y la vorágine de traspasos dentro de una NBA que sigue teniendo en el baloncesto europeo un caladero donde pescar todo tipo de material; desde jugadores consagrados hasta proyectos en maduración.

Tornike Shengelia y Vincent Poirier encajan en ambos perfiles. No hay duda de la reputación baloncestística del capitán baskonista en el panorama europeo a sus 26 años. El georgiano renovó su contrato con el Baskonia el verano pasado, lo que ayudó a alejar los cantos de sirena del Real Madrid. Entonces, el interior azulgrana también buscó opciones para intentar volver a una NBA a la que dio el salto de manera precoz en el inicio de su carrera y donde apenas tuvo protagonismo. El sondeo no le permitió encontrar franquicia alguna aunque el sueño de volver a la Liga estadounidense sigue vigente. Eso sí, con mínimas garantias de contar con un papel de cierta relevancia.

El Baskonia tiene en Shengelia a un referente emocional, un jugador de gran valía dentro y fuera de la cancha, que disfruta de un contrato alto y que ocupa una de las cuatro plazas del cupo de formación. El club es consciente de que el sueño americano sigue en la mente del georgiano, pero que no lo persigue a cualquier precio. Por otro lado, acumula cuatro temporadas en la disciplina baskonista, un período en el que las ambiciones de Shengelia no se han visto colmadas con un título.

La continuidad de Shengelia ayudaría a preservar una pieza de referencia de cara a una temporada 2018-19 en la que la Final Four de la Euroliga se disputará en Vitoria. La marcha a la NBA, podría cambiar esos planes. Una salida a cualquier otro destino europeo llevaría al club pretendiente a un fuerte desembolso económico, con el correspondiente beneficio para las arcas azulgranas.

Un perfil buscado

El caso de Vincent Poirier es diferente al del georgiano. El francés ha sido una de las grandes revelaciones de la temporada pasada en su primer año en la Liga ACB y en la Euroliga. Con 23 años, el jugador galo ha sabido saltar sin tropiezos el escalón que supone del salto de militar en el París-Levallois a hacerse un hueco en la exigencia constante que impone el Baskonia. El francés ha logrado asentarse como la referencia principal en el puesto de 'cinco' en su curso de debut en la élite europea. Su perfil de interior móvil y con un alto despliegue físico acostumbra a ser muy buscado entre las franquicias NBA.

Poirier tiene dos campañas más de contrato con el Baskonia, aunque sus perspectivas apuntan a un porvenir en la NBA. La cuestión es si será en un futuro inmediato en caso de haber captado el interés de una franquicia o si se centrará en una temporada más de servicio al Kirolbet. Cuando aún era jugador del París-Levallois, el galo ya fue invitado a la Liga de Verano de la NBA en Las Vegas por los Orlando Magic. Tras firmar hace un año su contrato en Vitoria, volvió a jugar el mismo torneo estival con los Brooklyn Nets.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos