Soka tira contra castellers

Tras eliminar al Barcelona, el Baskonia se sabe capaz de ponerse de frente a un Real Madrid repleto de sensaciones ganadoras

Huertas intenta salir de la presión de Claver y Navarro. /Sergio Ros
Huertas intenta salir de la presión de Claver y Navarro. / Sergio Ros
Juanjo Brizuela
JUANJO BRIZUELA

La semifinal entre FC Barcelona y Baskonia nos ha dejado una lucha de dos identidades completamente diferentes, cada una de ellas sujetada con firmeza a sus valores hasta la prórroga final del cuarto partido y, en ambos casos, una durísima pugna donde el espíritu de superación extra ha ocupado un lugar en el altar de la competitividad de la Liga ACB. Cada equipo a su manera, la pelea ha sido contra el rival pero en muchos momentos se ha producido contra sí mismo y sus circunstancias sean cuales fueran. Las dificultades aprisionaban las soluciones y solamente un esfuerzo más, otro más, lograba superarlas.

Como los hechos y tradiciones culturales que definen la idiosincrasia de los territorios y soportados por valores identitarios con alto poder simbólico entre sus gentes, el FC Barcelona afrontó esta semifinal como aquellos castellers catalanes, donde un conjunto de personas se colocan de forma coordinada, orgánica y alineada para que otra persona ascienda entre una torre humana de espaldas, hombros, cuerpos e incluso cabezas, hasta llegar a lo más alto. Su temporada ha sido un constante tratar de llegar a lo más alto pero siempre había una pieza que simplemente no encajaba: entrenador, lesiones, nuevas incorporaciones, bajas. El caso es que para situar, coordinar y subir con esfuerzo, Pesic ha necesitado de todas sus dotes de experiencia triunfante en otras lides para convencer a sus pupilos de que eran capaces de conseguirlo. Guiados más por el esfuerzo, por su físico que por su destreza, el juego; consiguieron equilibrar un cuarto partido y verse con opciones de llegar a un desempate, pero ahí fue donde se comprobó que los pilares y la estructura no conseguían lograr una figura ordenada, firme y compacta hasta el final: responsabilidades colectivas y roles individuales en ocasiones desubicados, lesiones inoportunas como la de Oriola y Rivas sobre todo y un entorno que quería más de lo que la realidad podía mostrar.

El Baskonia fue como ese grupo compacto de sokatira. Aferrados a su soka firmemente, llegaron a maravillar con su acompasado y coordinado movimiento de arrastre triunfante en su primer partido y comprobó después que los cambios de planes del rival alterasen su estrategia y entonces el esfuerzo extra, la dureza de cada tirón, por pequeño que fuera, algún que otro resbalón y descoordinación hicieran peligrar el triunfo. No bastaba con la fuerza física, justa en algún momento sobre todo del cuarto partido, sino apelar también a la calma que te da confiar en tu pericia, tu juego, y coordinación para llevarte en un sobreesfuerzo final la eliminatoria hasta el triunfo. Cada jugador tiró y tiró de su rol, cada jugador sufrió en sus manos las dificultades y las sorpresas del rival; hasta el último tirador, Pedro Martínez, necesitó aún más de sí mismo para aprovechar cada posesión que guiara a cada paso para el triunfo final. Como así fue.

Competitivos

8 años después, Baskonia vuelve a una final ACB. Será contra el proyecto más estable y sólido del basket nacional y quizá europeo, el Real Madrid. Volverán a enfrentarse dos estructuras especialmente competitivas. Dos identidades donde se equilibrarán con toda seguridad talento con esfuerzo, pizarra con intensidad, juego con ambición y sobre todo una oportunidad de volver a superarse a sí mismo con el premio más sugerente posible: la Liga ACB. Apelar a nuestra identidad será nuestro mejor argumento porque ha sido ella quien nos ha guiado hasta este punto final de la temporada. El equipo se sabe capaz, su trayectoria ha sido intachable desde la llegada de Pedro Martínez y la ambición del proyecto nos hace ponernos de frente ante un Real Madrid repleto de sensaciones ganadoras y que no va a ceder ni una gota de sudor y esfuerzo en este tramo final.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos