Más que tensión sobre la cancha del Buesa

Los azulgranas recriminan a Felipe Reyes un golpe sobre Shengelia, que acabó en el suelo. /Rafa Gutiérrez
Los azulgranas recriminan a Felipe Reyes un golpe sobre Shengelia, que acabó en el suelo. / Rafa Gutiérrez

Las chispas entre los jugadores del Baskonia y del Real Madrid saltaron a partir del tercer cuarto

S. C.

El cuarto partido de la serie final entre el Baskonia y el Real Madrid se ha ido calentando por momentos. Mientras que la primera parte transcurrió sin demasiadas fricciones, tras el paso por los vestuarios el encuentro se enrareció con golpes, faltas, técnicos y gestos antideportivos.

La chispa saltó en el tercer cuarto en un choque entre Luca Vildoza y Luka Doncic que los colegiados dejaron sin penalizar. El argentino cayó al suelo y le recriminó la acción al esloveno tras incorporarse. En la siguiente acción Vildoza le metió el hombro a Fabien Causeur en un bloqueo y el francés acabó en el suelo, aunque esta vez la posesión baskonista cambió de equipo por la falta señalada al base argentino.

Poco después, un codazo de Felipe Reyes a Tornike Shengelia invisible para los árbitros, que acabó con el baskonista por los suelos y dolorido por el golpe, lo que fue reprochado por los jugadores azulgranas. El georgiano no aceptó las disculpas del jugador madridista que le tendió la mano. Acto seguido, el capitán baskonista golpeó con su hombro en el torso de Tavares, que amagó con ir a por el georgiano, aunque la tensión acabó por disiparse.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos