Baskonia - UCAM Murcia

Termómetro a la concentración

Shengelia intenta culminar una canasta ante Soko en el duelo de la primera vuelta en Murcia. /M. Guillén
Shengelia intenta culminar una canasta ante Soko en el duelo de la primera vuelta en Murcia. / M. Guillén

Con la Liga ACB como frente único hasta el cierre de curso, el Baskonia calibra su estado físico y de ánimo tras el esfuerzo europeo en la visita del Murcia

CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

El sueño de la Euroliga fue bonito mientras duró, pero al Kirolbet le toca volver al menú del día de la Liga ACB y el cierre de su fase regular para colocarse en la mejor posición posible de cara a los 'play off'. Queda un último título en juego y la escuadra vitoriana se dispone a limpiar la mente y curar sus heridas físicas y emocionales para afrontar con la mejor predisposición la recta final de la temporada. En los dos anteriores cursos, el cierre del trayecto en la máxima competición continental dio paso a un declive más o menos marcado, como si la escuadra azulgrana languideciera hacia unas vacaciones deseadas después del extenuante desgaste de los meses precedentes. La Euroliga era el gran reclamo y, tras quedar archivada, parecía como si no hubiera reserva de fuerzas suficiente como para abordar con garantías la lucha por el título liguero.

Sobre el papel, el Kirolbet está en una posición óptima para abrir una última vía hacia el éxito antes del cierre de ejercicio. Se mantiene el objetivo de conservar la segunda posición, a falta de seis encuentros por disputar hasta que concluya la fase regular. El conjunto azulgrana retoma hoy la cuenta atrás en el Buesa Arena (12.30 horas), con motivo de la visita del UCAM Murcia. Se trata de una examen para calibrar la capacidad de concentración del cuadro vitoriano, su disposición para abstraerse de todo lo vivido en las dos últimas semanas de pelea cruenta con el Fenerbahce en la eliminatoria de cuartos. Vuelve al coliseo azulgrana Ibon Navarro al frente de un equipo listo para disputar la próxima semana la Final Four de la FIBA Champions League, un hito de mérito al otro lado del telón de acero que separa el baloncesto europeo. El UCAM Murcia también acumula su dosis de esfuerzo, después de caer en su cancha el pasado miércoles ante el Joventut (75-92).

Secuelas físicas

El Kirolbet busca un triunfo que le permita asentarse en la zona alta y que también podría garantizar no caer del cuarto puesto en lo que resta de la fase regular. Mientras, el conjunto murciano también se mantiene en la carrera por obtener un puesto para disputar los 'play off' por el título liguero. Los azulgranas deben levantar su ánimo y volver a cerrar filas tras la eliminación en cuartos.

Por otro lado, el frente único también va a pemitir recuperar los achaques físicos que arrastran varios jugadores a las órdenes de Pedro Martínez. El tobillo izquierdo de Jayson Granger sigue siendo el centro de atención. Tampoco está descartado que el uruguayo se reserve hoy para dar cierto respiro a su articulación. Además, también están los problemas de Marcelinho Huertas con su muñeca, los de Patricio Garino con su dedo de la mano derecha o incluso el golpe que le llevó a Tornike Shengelia a jugar tocado el cuarto duelo ante el Fenerbahce.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos