Liga Endesa

Sin fuelle en Murcia

Sigue en directo el UCAM Murcia - Baskonia de Liga Endesa./Marcial Guillén
Sigue en directo el UCAM Murcia - Baskonia de Liga Endesa. / Marcial Guillén

Muestra su versión más insulsa en un duelo que dominó el anfitrión con un grado superior de energía y baloncesto

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

El Baskonia se encuentra en la tesitura de buscar soluciones para los problemas que, desde hace semanas, agrietan su baloncesto. Ha quedado confirmada dicha obligación en el último duelo de 2017 en el que el conjunto azulgrana quedó varado en la cancha del UCAM Murcia con un doliente 78-67 después de mostrar una versión más que discreta en un choque que nunca dominó. Se puso fin a una racha victoriosa de seis triunfos consecutivos en el frente doméstico y se perdió una oportunidad de inyectar presión a los rivales que se encuentran en un escalón superior en la tabla, esa zona que da derecho a ejercer de cabeza de serie en la Copa del Rey. Es un territorio que todavía se encuentra al alcance, pero le conviene al Baskonia no descuidar su posición clasificatoria y también mirar con cautela a sus perseguidores.

78 UCAM Murcia

Hannah (14), Oleson (6), Rojas (7), Soko (12), Tumba (4) -cinco inicial-, Álex Urtasun (6), Kloof (9), Delía (-), Lukovic (13) y Benite (7).

67 Baskonia

Granger (6), Janning (7), Timma (7), Shengelia (17), Voigtmann (11) -cinco inicial-, Huertas (7), Diop (5), Poirier (4), Jones (-) y Garino (3).

árbitros.
Juan Carlos García González, Óscar Perea Lorente y Arnau Padrós Feliú. Eliminaron por cinco faltas personales al local Tumba en el minuto 40 y al visitante Poririer en el 38.
incidencias.
Partido correspondiente a la decimocuarta jornada de la Liga Endesa de baloncesto que se disputó en el Palacio de los Deportes de Murcia ante 5.839 espectadores. Antes del inicio del encuentro se rindió un homenaje a Sadiel Rojas, alero dominicano del UCAM, que se ha convertido hoy en el jugador del club que más partidos ha disputado en la Liga, con 116, superando así al montenegrino Nemanja Radovic.

Sin apenas margen de recuperación después del soberano esfuerzo sin premio en la derrota ante el CSKA, el calendario obligaba al equipo azulgrana a presentarse en la cancha del UCAM Murcia horas antes de la cena de Nochevieja, la última ocurrencia en materia de calendario por parte de los gestores baloncestísticos. Con la aguja del combustible en la reserva, el Baskonia claudicó ante un oponente fresco y pletórico de energía. Piezas de alto despliegue muscular como Sadiel Rojas u Ovie Sonko, un base de corriente eléctrica como Klevin Hannah u hombres de clase y buena mano como Marko Lukovic personificaron el incontestable triunfo murciano.

La escuadra dirigida por el vitoriano Ibon Navarro superó al Baskonia a golpe de despliegue físico pero también con un baloncesto mucho más solidario y mejor engarzado. Mientras, en las filas azulgranas se confirmó que las exigencias del calendario se unen a ciertos estados carenciales en algunos de sus jugadores para destilar una mezcla nociva. La reincorporación de Ilimane Diop y Patricio Garino puede que requiera su tiempo de reajuste, pero mientras este proceso se consuma hay nombres propios que preocupan.

Estados carenciales

En el Palacio Municipal de los Deportes de Murcia, se constató cómo Jayson Granger pelea con rabia pero sin resultado con su bajo nivel de juego, que tampoco termina de ser compensando con un claro paso al frente de Marcelinho Huertas. La regularidad en el esfuerzo de Vincent Poirier y Tornike Shengelia tampoco bastaron para sostener a un Baskonia con figuras como Janis Timma o Kevin Jones bajo mínimos y un Johannes Voigtmann que se zafó a medias de su versión impersonal de los últimos choques. Para colmo, un proceso febril terminó por colocar en la lista de bajas a Rodrigue Beaubois.

Al final, la desigual suma de esfuerzos no dio para mantener un rendimiento colectivo mínimo para plantar cara al UCAM Murcia. Los azulgranas se mantuvieron en el marcador hasta el cierre del tercer cuarto (56-53), pero con la sensación de que bastaba un soplo para echar abajo su endeble estructura. Un primer parcial de 10-2 al inicio del cuarto final permitió al UCAM Murcia abrir una brecha decisiva (64-55, minuto 33). Aún había margen para la reacción, pero el Baskonia no estaba para esfuerzos. El UCAM Murcia siguió golpeando con saña ante un rival que se perdía en su desacierto exterior y que sufría para mantener un mínimo nivel defensivo. Un triple de Benite colocó el 72-61 a cuatro minutos del cierre y el conjunto azulgrana quedó condenado.

Finalizado el duelo, Pedro Martínez reconoció que «hemos estado francamente mal» ante un UCAM Murcia «mejor en intensidad y con más jugadores metidos en el partido». El preparador azulgrana apostó por «no caer en el desánimo» y consideró crucial «recuperar a jugadores que ahora están en una versión peor». No quiso personalizar en ninguno de sus pupilos. «Necesitamos mejores versiones de todos nosotros», insistió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos