Baskonia

El largo camino hacia la luz

Valencia Basket- Baskonia en directo: Euroliga 2017-18, online/
Valencia Basket- Baskonia en directo: Euroliga 2017-18, online

El Baskonia da cuerpo a su escalada continental al fundir al Valencia Basket en la recta final tras un duelo librado en el barro

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

Un sufrimiento constante para mantenerse en pie y lograr un ritmo de zancada adecuado a sus biorritmos, la capacidad para resistir los golpes de un anfitrión dispuesto a mantenerle hundido en el barro y, al final, la luz. El Baskonia vuelve a Vitoria con un tesoro de valor sobresaliente después de rendir la plaza de la Fuente de San Luis. El Valencia Basket queda un poco más descabalgado en una Euroliga ya muy cuesta arriba para sus intereses y el Baskonia se agarra a sus opciones para dar el salto a los ‘play off’. El calendario arranca una nueva página y los vitorianos suman un triunfo a domicilio que les puede servir de comodín para cualquier error o que les puede ayudar a redoblar el impulso que les permita alcanzar el escalón noble.

Las distancias de mantienen inamovibles respecto a la pasada jornada debido a la victoria del Maccabi en la cancha de un inofensivo Anadolu Efes. Sin embargo, el Baskonia mandó este jueves un nuevo mensaje a los hebreos. Les recordó que cualquier tropiezo les puede resultar fatídico y que todavía deben visitar el Buesa Arena en la penúltima jornada de la fase regular. Hasta entonces, el equipo de Pedro Martínez tiene que recibir al Zalgiris y al Brose Bamberg y viajar a la cancha del Barcelona.

71 Valencia Basket

Abalde (5), Rafa Martínez (3), San Emeterio (15), Thomas (6), Dubljevic (12) -cinco titular- Sergi García (2), Vives (3), Pleiss (10), Williams (-), Sastre (8), Green (3) y Doornekamp (4).

81 Baskonia

Granger (2), Beaubois (4), Garino (11), Voigtmann (16), Poirier (10) -cinco titular- Timma (8), Shengelia (7), Huertas (19), Janning (2) y Diop (2).

Parciales
20-16, 16-15, 19-22 y 16-28
Árbitros
Christodoulou (GRE), Javor (ESL) y Fritz (ALE). Sin eliminados
Incidencias
partido correspondiente a la jornada 25 de la fase regular de la Euroliga disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 7.026 espectadores.

Dinamitar los cerrojos

La carrera sigue obligando a la máxima precisión, pero las perspectivas siempre son más optimistas después de encarrilar dos triunfos consecutivos, uno de ellos en un feudo como la ‘Fonteta’ en el que habían hincado la rodilla los cuatro últimos viajeros continentales.

El Baskonia hizo saltar los cerrojos del pabellón taronja en la noche en la que Pedro Martínez vivió el reencuentro con una afición que le encumbró como pieza clave del título liguero al cierre de la pasada temporada para, de inmediato, sacar el pañuelo de la despedida. Fue un momento de máxima temperatura emocional para el técnico azulgrana, casi tanto como la inyección de adrenalina que supone obtener un triunfo lejos de casa en una competición tan compleja como la Euroliga. El cuadro azulgrana libró una batalla en la que durante muchos minutos sufrió para encontrar ese ritmo anotador y esa fluidez en el movimiento de balón que son su sello característico. Tuvo que internarse en la pista embarrada que le preparó el Valencia Basket, especialmente traicionera durante una primera parte de juego agónico.

Le tocó al Baskonia vivir en la oscuridad hasta el descanso para después comenzar una progresión constante a lo largo de un tercer cuarto en el que logró estabilizar el choque con Marcelinho Huertas como gran jefe al timón para después sostener la mirada a al equipo levantino en un capítulo final de resolución paradójica a tener de la lógica precedente del encuentro.

El mismo Valencia Basket para parecía situarse en una posición oportuna para hundir al visitante azulgrana después de un triple de Fernando San Emeterio 71-68, minuto 36) terminó estrellado contra su propio desacierto. El caso es que, sin que la defensa baskonista construyera un muro hermético en torno al aro, el flujo anotador taronja se secó por completo. Fue la hora adecuada en la que el equipo vitoriano encontró la grieta por la que resquebrajar la resistencia local. El Baskonia tiró de determinación y acierto. Entre un triple de Patricio Garino, la confianza plena de Marcelinho Huertas y la clarividencia de Matt Janning se forjó un parcial de 0-13 que liquidó el encuentro a favor de los visitantes.

Estilo recuperado

El Baskonia logró rescatar a tiempo su estilo después de atravesar un auténtico calvario en un partido de máxima complejidad. La capacidad de supervivencia repartida entre un buen número de jugadores le permitió abrir de par en par las puertas de la ‘Fonteta’. Tornike Shengelia mostró una de sus versiones más terrenales, Jayson Granger flaqueó a los mandos y otros sufrieron modelar su juego. Johannes Voigtmann vivió momentos de angustia en su emparejamiento con Tibor Pleiss, Vincent Poirier trató de navegar entre la intermitencia pero la foto general del Baskonia fue lo suficientemente nítida y con capacidad expresiva como para imponerse al borrón final de los valencianos. Pudo haber reproches individuales, se le podría haber pedido a Janis Timma algo más de esas esencias geniales que vertió con cuentagotas en el cierre del tercer cuarto o un mayor acierto a Rodrigue Beaubois. La brillantez y el virtuosismo de trazo fino eran ayer imposibles sobre el parqué de la ‘Fonteta’. Entre tanta bruma, la fuerza coral volvió a ser la principal virtud del Baskonia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos