Josean Querejeta

Querejeta: «Vitoria vivirá una Final Four de una intensidad imposible en las grandes ciudades»

Josean Querejeta posa junto al escudo del Baskonia en el Buesa Arena, que acogerá en mayo de 2019 la Final Four. / FOTOGRAFÍAS: BLANCA CASTILLO
Josean Querejeta posa junto al escudo del Baskonia en el Buesa Arena, que acogerá en mayo de 2019 la Final Four. / FOTOGRAFÍAS: BLANCA CASTILLO

El presidente de Saski Baskonia ve en la designación como sede una oportunidad «para demostrar al mundo todo lo bueno que tenemos»

CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA VITORIA.

A Josean Querejeta se le nota en forma. No disimula la satisfacción que le transmite la reciente designación de Vitoria como sede de la Final Four de 2019. Pocos objetivos ha buscado el presidente azulgrana con tanto ahínco. Cuestión de insistencia y perseverancia, señas del ADN baskonista.

En la conversación también traslada la sensación de que en su cabeza está perfectamente perfilado el plan para desarrollar el torneo que irrumpirá en el Buesa Arena en el segundo o tercer fin de semana de mayo del próximo año. «Vitoria vivirá una Final Four de una intensidad imposible en las grandes ciudades».

-Final Four concedida a Vitoria. ¿Es como ganar un título?

-Sí. Es algo muy importante para todos. No solo para el club, que llevaba persiguiendo esta Final Four desde hace años. También para nuestros aficionados, Vitoria, nuestro territorio y ¿por qué no decirlo?, nuestro país. Es un evento en el que no solo va a participar nuestra ciudad sino también las que están alrededor para poder dar cabida a tanta gente. Es el acontecimiento baloncestístico más importante de Europa y uno de los que más repercusión tiene en el deporte en general.

-¿Pensó alguna vez que nunca llegaría?

-No. Estaba convencido de que iba a ocurrir tarde o temprano. En un momento determinado la Euroliga decidió que la Final Four se jugase en las capitales más importantes de Europa, porque eso le daba un eco sin precedentes a la competición. Ha pasado por Moscú, París, Estambul, Praga, Madrid, Barcelona, etc. Pero en algún momento sabíamos que íbamos a tener nuestra oportunidad. Vitoria tiene un tamaño menor, pero también es cierto que vamos a organizar un evento que la ciudad lo va a vivir con una intensidad que es imposible en estas grandes ciudades y donde los aficionados van a poder disfrutar porque el ambiente va a ser absolutamente espectacular.

-¿Cuándo detecta cierto cambio en la línea habitual de la Euroliga?

-No ha sido tanto un cambio sino más bien el hecho de que siempre hemos estado ahí. Imperaba la línea de apostar por grandes ciudades, aunque siempre estuve convencido de que más tarde o más temprano nos iba a tocar. Yo siempre estuve muy pendiente, insistiendo con Jordi (Bertomeu) sobre nuestra candidatura, aunque tampoco de una forma exagerada porque no hacía falta. En cualquier caso, siempre reiteramos que como ciudad, la trayectoria de nuestro equipo y de nuestra afición tenía que llegar.

Mejoras en el Buesa Arena

-¿Era el año deseado?

-No esperaba que fuera tan pronto, quizás un poco más tarde, a partir del 2020. No obstante, cuanto antes mucho mejor. Por otro lado, es importante agradecer la respuesta rápida de todas las instituciones, tanto del Ayuntamiento, el Gobierno vasco y, especialmente, de la Diputación.

-Moscú parecía apuntar a ser la gran candidata para albergar la Final Four la próxima temporada.

-Se había hablado de Moscú, es cierto, pero también de París. Sin embargo, creo que nosotros estábamos situados ahí y que teníamos las mismas posibilidades que otras ciudades.

-Dice Jordi Bertomeu que habrá que hacer un gran esfuerzo de imaginación para presentar una oferta atractiva al aficionado. ¿Qué Final Four vitoriana imagina Josean Querejeta?

-En primer lugar, vamos a tener que remodelar y acondicionar aspectos del pabellón. Hay que acondicionar las salas VIP que tenemos, los vestuarios... Vamos a poner una línea LED que ahora no tenemos y cambiar la iluminación. Eso, lógicamente, lo haremos desde el club. Estos pabellones de grandes dimensiones requieren inversiones de vez en cuando que mejoren o adecúen su situación de cara al futuro. Luego, vamos a presentar toda una serie de iniciativas que queremos que se desarrollen a lo largo de todo el año y también en las jornadas de la Final Four. Tenemos ya un esquema muy claro de las cosas que queremos hacer.

Las frases

Designación
«Siempre estuve convencido de que más tarde o más temprano nos iba a tocar la Final Four»
Alojamiento
«Hay ciudades cercanas a menos de una hora y todas podrán cubrir el déficit hotelero de Vitoria»
Actuaciones
«Tenemos un esquema muy claro de las cosasque queremos hacer alo largo de todo el año»

-El tema de la escasa capacidad hotelera de Álava, ¿no le sonó siempre un poco a excusa?

-La capacidad hotelera de Vitoria es la que es, pero también está en un punto geográfico alrededor del cual hay ciudades cercanas a menos de una hora como Bilbao, Donosti, Pamplona o Burgos. Todas cubren el déficit hotelero que podamos tener. No me parece que sea un problema. Además, aunque el centro neurálgico sea Vitoria, es evidente que queremos que sea una fiesta de todo Euskadi.

-Pero el epicentro está claro.

-Sí. Creo que será un momento clave para poder explotar todas aquellas cosas importantes y buenas que tenemos y que podemos trasladar al exterior. Tanto Vitoria, Álava, la Rioja Alavesa y todo nuestro entorno se va a ver beneficiado por la Final Four y eso es algo que tenemos que explotar.

-A pie de calle, ¿cómo ha notado el sentir del aficionado tras la concesión de la Final Four?

-Ha despertado muchísima ilusión. Creo que he recibido más mensajes ahora que si hubiéramos ganado un título. Tenemos un territorio que, a veces, tiene ciertos complejos y no somos capaces de poder mostrar todas las capacidades que tenemos. Esta Final Four puede permitir mostrar al mundo todo lo bueno que tenemos, que de una vez por todas demostremos que somos un territorio con un talento y una capacidad muy importantes.

Plantilla «muy competitiva»

-De todas esas personas que le han remitido mensajes de felicitación, ¿cuántos le han dicho 'ahora habrá que ganar la Final Four'?

-Siempre hay alguno (sonríe). Trasladar la responsabilidad a otros es lo más fácil. Ahora, en lo que debemos estar pensando es en lo que tenemos delante, que son los 'play off' de la Liga ACB. Es cierto que el año que viene vamos a estar en condiciones de dar un pasito más en la mejora de nuestro equipo, pero ahora es crucial terminar de la mejor forma posible esta temporada, en la que aspiramos a lo máximo. A partir de ahí, veremos qué posibilidades hay y qué podemos hacer para aspirar a tener una plantilla muy competitiva.

-¿Ese pasito más al que se refiere tiene que ver con la capacidad presupuestaria?

-Claro. Nuestro presupuesto va a crecer la campaña que viene, solamente ya con la incorporación de un patrocinador principal que en los dos últimos años no hemos tenido. Eso nos va a dar una mayor posibilidad económica.

-¿Nota la presión cuando la gente habla de construir un equipazo?

-No. Entiendo que la gente lo que hace es transmitir su ilusión. Soy consciente de que lo más fácil es transmitir la ilusión y lo más difícil es luego hacer las cosas realidad. Y esto último siempre nos corresponde a nosotros.

-Imagine. Final Four en Vitoria, la gana el Baskonia...

-¿Me quieres retirar?

-Para nada, pero...

-En esas cosas no tengo tiempo para pensar. Sigo teniendo muchísima ilusión por los proyectos que tenemos. Es lógico que este tipo de cosas como la concesión de una Final Four te dan más gasolina para seguir trabajando. Para mí, lo más importante es estar pensando siempre en proyectos nuevos y, sobre todo, en intentar que crezcan las posibilidades tanto del Baskonia como del Alavés.

«Tenemos que ir hacia plantillas más largas»

-El Baskonia cerró en los cuartos ante el Fenerbahce su segunda Euroliga con el nuevo formato. ¿Un modelo tan apasionante como extenuante?

-Es una competición preciosa, que exige muchísimo a los equipos, con un desgaste que se suma luego a la competición doméstica. También es claro que todos los equipos son de primer nivel y en todos los partidos te juegas algo, lo que ha hecho crecer muchísimo el interés de los aficionados. Una buena competición te ayuda a generar recursos y, en ese sentido, hemos dado con la tecla. Ahora es cuando la tenemos que mimar, cuidar y, sobre todo, estar muy seguros de los pasos que queremos dar en el futuro.

-¿Semejante desgaste puede llevar a reconsiderar el perfil de la plantilla?

-Tenemos que ir cada vez más hacia plantillas más largas. Es muy difícil que puedas estar a alto nivel en ambas competiciones con una plantilla corta de mucha calidad. Luego, aunque tengas mucha ilusión, hay una serie de intangibles alrededor de los equipos como las lesiones. Nos ha podido pasar este año con Granger. Podría haber sido un jugador muy importante ante el Fenerbahce, que tiene mucha calidad, pero, además, es muy físico.

-El trayecto en la Euroliga de la pasada campaña le dejó cierta sensación de que se pudo llegar más lejos. ¿Algo similar esta temporada?

-Siempre tengo esa sensación. Solo podemos crecer si somos inconformistas y no estamos safisfechos. Personalmente, disfruto poco de situaciones en las que conseguimos logros. De inmediato estoy pensando en cómo mejorar o ser más competitivos. Sobre todo con el mal inicio que tuvimos, ha sido una buena Euroliga. Pero yo siempre tengo que pensar que pudimos hacer las cosas mejor, que pudimos haber ganado al Fenerbahce y que me hubiera gustado estar ahora en la Final Four. Ese tiene que ser el espíritu que debemos tener siempre. En caso contrario, no vamos a poder crecer.

-De Pablo Prigioni a Pedro Martínez. ¿Fue demasiado arriesgada la apuesta por el argentino?

-No. Creo que Pablo va a ser un gran entrenador. Su sistema de entrenamiento es una línea que, tarde o temprano, seguirán otros equipos. Luego, hace falta un poco de suerte y quizás él no la tuvo. Puede ser un gran entrenador, pero, y esto se lo he dicho personalmente, tiene que saber superar sus frustraciones. Ni un presidente de un club ni un entrenador están libres de ellas porque las cosas no siempre salen como tú quieres. Hay que tener la fortaleza suficiente para superar eso. Por otro lado, la trayectoria de Pedro hasta el día de hoy es muy positiva. Dio la vuelta al equipo, tanto en la Euroliga como en la Liga ACB. En ese sentido, solo puedo hablar positivamente de su trabajo.

-¿Preparado para que comiencen los rumores sobre 'superfichajes' para la próxima temporada?

-Hay que esperar a que termine la competición. No tenemos todavía nada claro qué vamos o no vamos a hacer. Además, los últimos momentos, ese último sabor de boca de cada temporada, a veces tienen peso a la hora de confeccionar un equipo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos