Los aficionados baskonistas más madrugadores ya se han acercado al Wizink Center