Borrar
Asi tiran Markus Howard, Giedraitis, Marinkovic y Hommes. VIDEO: BADR BEN BRAHIM

Los Warriors de Zurbano: ametralladoras desde la línea de 3

Con 13 triples por partido y un 45% de acierto, los triplistas del Baskonia son ametralladoras con la mirilla fija en el aro rival. Pepe Laso y Juanjo Brizuela desgranan cómo logran estos números espectaculares

Pepe Laso y Juanjo Brizuela

Lunes, 2 de enero 2023, 00:22

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El mundillo del baloncesto europeo y aún más el nacional viven momentos de sorpresa en cuanto al juego que desarrolla el Baskonia. Puede que todo haya sido un plan premeditado o consecuencia del acomodamiento del entrenador a las características de la plantilla que el club ha construido. Cierto es que Peñarroya, sin antecedentes de ser un técnico propio del estilo de los Warriors, acepta un juego vibrante en el que se siente cómodo. Los datos son espectaculares. Los vitorianos son máximos anotadores en ACB (91 puntos por partido) y segundos de la Euroliga (86). Se despachan con el difícil reto de anotar 13 triples por encuentro en competición doméstica (11 en Euroliga), tres más que su perseguidor, con un porcentaje del 45%, siete puntos mas que el segundo clasificado. La pregunta resulta obvia. ¿Cómo es que a los contrarios les cuesta tanto combatir un juego en apariencia tan previsible?

Aquí entra la calidad individual de los jugadores, su repertorio para efectuar los tiros que el contrario sabe que va a recibir. Howard, el pequeñísimo tirador, tiene la gama ofensiva más amplia de la plantilla. Puede tirar desde muy lejos, no pierde la compostura desde los ocho metros, lanza casi mejor después de elaborar la jugada con el bote y tiene el estado de ánimo para tirar después de fallo. Su porcentaje (44%) es meritorio dada su estatura. Giedraitis y Hommes, con 39% y 46% respectivamente, son maquinas de tirar según reciben el balón. Arman el brazo y, sobre todo, equilibran su cuerpo en décimas, incluso viniendo de una carrera atropellada.

Para mantener la constancia del estilo tres jugadores son pocos. El Baskonia tiene tres tiradores secundarios que rubrican la forma de juego. Marinkovic y sus triples son importantes. Es un jugador que al fin ha encontrado el camino para demostrar que su fichaje no fue un error. Costello es, posiblemente, el triplista secundario más determinante, por sus características físicas y su posición en el campo. Siempre encuentra espacios para tirar cómodamente, sus defensores son jugadores interiores. Pues bien, quizás por la confianza que le concede el entrenador, Costello anota un 40% de sus intentos triples y mejora en casi cinco puntos su registro de la pasada campaña.

Hasta aquí los méritos del juego ofensivo azulgrana. Semejante producción no sería posible sin un fino sentido del pase, de decidir si es el momento de tirar o de pasar a un jugador mejor situado. Los vitorianos son líderes de la ACB en asistencias (21), máxima expresión del juego colectivo. El estado de gracia de los equipos tiradores siempre pasa por momentos de desacierto. Seguro que alguno llegará, pero hoy ver jugar al Baskonia es un placer.

  1. 0

    MARKUS HOWARD

    El pequeño gran ejecutor

Vídeo.

Cuerpo alineado con el aro. Al recibir en movimiento tiene la virtud de 'centrar' su cuerpo hacia el aro, incluso sin tener los pies orientados. Para ello, en cambio, tanto brazo como codo apuntan rápidamente a la canasta, lo que facilita su tiro.

No necesita un contexto adecuado. Es un jugador de 'catch&shot', de recibir y tirar, y se encuentra más cómodo tirando tras pase que no con bote. Si lo hace de esta segunda, mejor tras bote con su mano izquierda. Con los pies en el suelo, es prácticamente letal. No necesita mucho espacio para generarse sus tiros.

Mucho arco. Además, emplea muy bien el tiro con mucho arco desde el golpe final al estirar brazo, antebrazo y muñeca. Es tremendamente rápido en el primer gesto del tiro, en la subida, según recibe el balón, se alinea hacia el aro y lanza seguido.

  1. 31

    ROKAS GIEDRAITIS

    Un latigazo eficaz

Vídeo.

Mecánica veloz. La gran ventaja de Giedraitis es su velocidad para armar el tiro: es decir, en cuanto recibe y realizar la subida para el tiro. Tiene las manos preparadas para levantar el lanzamiento con mucha rapidez sin perder precisión por ello.

Toque de dedos. Es un tiro donde sus dedos adquieren mucha importancia para el agarre del balón, que es su mayor virtud. Agarra muy bien, lo que le permite levantar rápido el tiro y no necesita estar su cuerpo perfectamente orientado al aro.

Latigazos elevados. No necesita generar todo el tiro, siendo a veces más un latigazo por rapidez, estirando el brazo lo justo para tomar velocidad y altura, también gracias a que apenas tiene peso su mano no dominante. Son tiros también elevados, precisamente por su facilidad de agarre y el golpe de muñeca al estirar el tiro.

  1. 9

    VANJA MARINKOVIC

    Fiel al estilo balcánico

Vídeo.

Dos fases de tiro. Como buen jugador 'serbio', saca su tiro como un continuo pero necesita tener el control perfecto del cuerpo, donde parece que su tiro se hace en dos tandas: hasta la cabeza y luego el tiro al estirar brazo-muñeca. Necesita perfilar perfectamente cuerpo, codo y manos y piernas para ejecutar bien.

Estilo 'yugoslavo'. Tira mejor sobre parada en un tiempo, estilo 'yugoslavo', para hacer el gesto técnico de encarar y subir, y tirar después como un continuo.

Poca comba; mucha velocidad. Sus tiros no son tan bombeados como los de Howard y cogen más velocidad por emplear todo el cuerpo. Necesita de un impulso mayor desde el tronco superior, echándose el balón más por encima de la cabeza. El necesitar todo el cuerpo hace que algunos tiros se le queden cortos y sus porcentajes bajen.

  1. 34

    DAULTON HOMMES

    La elegancia de tres en tres

Vídeo.

Orientación perfecta. Uno de los tiros más elegantes en un jugador alto. Su cuerpo se orienta perfectamente: rodilla-brazo-codo-mano en línea directa al aro.

Ángulo de 90º sobre la cabeza. Su tiro tiene la virtud que coge una altura más elevada al hacer el ángulo de 90º por encima de la cabeza, lo que le permite sortear la altura de sus defensores, también altos (estilo Nowitzki, sin ser Nowitzki, claro). Al tomar tanta altura, fija la mirada al aro y le da el arco suficiente para que el tiro salga de manera natural elevado.

Mecánica continua. Toma el balón desde la cintura sube el tiro hasta por encima de la cabeza y estira el brazo en un solo golpe físico, pero con los ángulos de brazo perfectamente orientados y el estiramiento y salida final del balón totalmente seguido.

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios