El artillero prodigioso pasa a los despachos

Teletovic, en pleno lanzamiento en suspensión durante su época como jugador baskonista./José Ramón Ladra
Teletovic, en pleno lanzamiento en suspensión durante su época como jugador baskonista. / José Ramón Ladra

Forzado a dejar el baloncesto por sus problemas médicos, Mirza Teletovic encamina sus pasos hacia un puesto directivo en la Federación bosnia

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

Hace tiempo que Mirza Teletovic era un jugador obligado a la retirada, desde que en diciembre del pasado año una embolia pulmonar volviera a borrarle por completo de la rotación de los Milwaukee Bucks. A sus 33 años, el jugador bosnio ha tenido tiempo para asumir que su carrera como artillero prodigioso ha concluido, pero no renuncia a seguir formando parte del mundillo de la pelota naranja. Según ha asegurado a diversos medios de su país natal, Teletovic está dispuesto a entrar a formar parte del órgano de gobierno de la Federación bosnia de baloncesto. «El baloncesto me lo ha dado todo y quiero ayudar a todos aquellos que aman este deporte», ha asegurado el balcánico.

Mirza Teletovic tiene previsto meterse en harina directiva, con lo que cierra una carrera notable sobre las canchas. El bosnio fue un hombre que dejó huella en el Baskonia, no solo por su calidad baloncestística y su devastador acierto triplista, sino también por su carácter afable y comprometido. Teletovic recaló en las filas baskonistas en el verano de 2006 para completar seis temporadas en Vitoria, durante las cuales ganó 2 Ligas ACB, 1 Copa del Rey y 3 Supercopas. Sus dotes de especialista en el tiro lejano terminaron por tenderle el puente desde el Baskonia hacia la NBA. Su primera parada en la competición estadounidense fueron los Brooklyn Nets, donde aterrizó en el verano de 2012. Teletovic completaría hasta cinco temporadas en la mejor competición mundial, donde también compitió en las filas de los Phoenix Suns y los Miwaukee Bucks.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos