El Baskonia busca una pieza de perfil medio para cerrar su juego interior

Poirier, uno de los hombres de la batería interior azulgrana, recoge el balón en el primer entrenamiento de la pretemporada./Blanca Castillo
Poirier, uno de los hombres de la batería interior azulgrana, recoge el balón en el primer entrenamiento de la pretemporada. / Blanca Castillo

Limitado por las doce fichas ya completas y la normativa de cupos ACB, sondea la contratación de un relevo para Shengelia

CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

Un jugador con la mejor calidad posible, a un precio módico y que, de entrada, no esté obligado a destacar por el resto de sus compañeros en el juego interior. Este es el perfil que busca el Baskonia a estas alturas de mercado estival para completar una batería de hombres altos en la que ya figuran Tornike Shengelia, Johannes Voigtmann, Ilimane Diop y Vincent Poirier. Se trata del siguiente movimiento a realizar desde las oficinas de Zurbano, el mismo que bien podría rematar una plantilla marcada por la continuidad respecto al pasado curso.

El Kirolbet se encuentra a la caza de un complemento, no una estrella, según fuentes consultadas por este periódico. En principio, no hay demasiadas opciones de dar un golpe de efecto en el mercado con una contratación deslumbrante. El Kirolbet trata de encontrar un hombre que, a poder ser, pueda dar minutos de descanso a Tornike Shengelia, con la renovación de contrato recién estrenada, un sueldo que se abre paso entre los más altos de Europa y la letra pequeña de la cláusula de salida a la NBA al cierre de cada ejercicio de aquí a 2022. El georgiano mantiene el discurso del liderazgo dentro y fuera de la cancha en un Baskonia que afronta una campaña marcada por la disputa de la Final Four en Vitoria. Su ascendencia sobre el grupo es innegable, pero la filosofía de Pedro Martínez también pide un reparto de esfuerzos y responsabilidades.

En este punto, el Baskonia se encuentra como hace justo un año, en busca de un relevo para su hombre de referencia. La pasada campaña, terminaron por serlo Rinalds Malmanis y Kevin Jones hasta que llegó la reconversión de Johannes Voigtmann a 'cuatro'. Tampoco parece que el preparador catalán se cierre a esta variante, fruto de discusión interna desde la llegada a Vitoria del alemán. Sin embargo, todo indica que se busca el mayor número de opciones posibles, teniendo también en cuenta que tampoco hay demasiado espacio ni margen normativo para añadir nuevos reclutas.

Tras la contratación de Darrun Hilliard y la reincorporación de Tadas Sedekerskis, el club vitoriano dispone de doce jugadores con ficha profesional. La llegada de otro más llevaría al Baskonia a un mecanismo de convocatorias casi inédito desde su asentamiento en la élite continental. En la Euroliga no hay restricción alguna por nacionalidad y se pueden dar permutas en los doce baloncestísticas elegidos para cada partido dentro de una normativa que permite un máximo 16 inscritos.

Manejo complicado

Sin embargo, el marco de contratación que impera en la ACB es la telaraña en la que debe hilar fino la entidad azulgrana. Matt Janning y Darrun Hilliard ocupan, en este momento, las dos plazas extracomunitarias que permite la normativa. Mientras, los cuatro asientos para jugadores de formación (Granger, Shengelia, Diop y Sedekerskis) son intocables, a no ser de que la nueva incorporación llegue con rango de 'nacional'.

El enredo de los cupos resta capacidad de movimiento. Por otro lado, sumar un decimotercer pasajero tiene sus pros y contras. Puede ser un remache de urgencia en previsión de lesiones en algunas posiciones, podría azuzar la competencia, pero también eleva el grado de complejidad en el reparto de papeles que prevea el entrenador.

Tampoco resulta fácil atraer a jugadores a los que se les plantea la opción de no tener plaza segura dentro de la convocatoria de cada partido. Es otra razón que podría diferir cualquier incorporación. De momento, el inicio de los entrenamientos también va a permitir a Pedro Martínez confirmar sobre el terreno y sin la presión de tener que competir de inmediato las variables que puede esconder su plantilla, las necesidades e incluso hasta que punto puede condicionar el estado físico de Jayson Granger, con su tobillo izquierdo aún pendiente de cura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos