El Baskonia busca un triunfo imperativo

Luca Vildoza se eleva hacia canasta ante Strawberry en la última visita del Gran Canaria al Buesa./Igor Aizpuru
Luca Vildoza se eleva hacia canasta ante Strawberry en la última visita del Gran Canaria al Buesa. / Igor Aizpuru

El conjunto azulgrana recibe al Gran Canaria de nuevo al calor del Buesa con el peso de las obligaciones para no perder la estela del pelotón de cabeza

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

El Baskonia vuelve esta noche al hogar después de una gira para estrenar enero que le llevó desde Vitoria a Estambul, pasando por Manresa y con parada en el Pireo. El equipo pegado a una maleta y ligero de efectivos avanza en la segunda vuelta continental y esta noche recibe al Gran Canaria en el Buesa Arena. Retorna al calor del coliseo azulgrana tras dos incursiones heroicas pero sin premio en dos de las canchas más complicadas de Europa. De la remontada brillante ante el conjunto de Obradovic a la resistencia frente al Olympiacos, siempre al límite de las fuerzas y con un epílogo doloroso tras un triple de Papanikolaou para forzar la prórroga que debería haberse parado antes con una falta personal.

La frustración por haber visto tan cerca el triunfo ante un rival de prestigio viajó con la expedición azulgrana en su camino de vuelta a casa. Es una carga pesada de la que conviene despojarse cuanto antes. Las dos últimas derrotas vuelven a imponer las urgencias a un Baskonia que recibe esta noche a un oponente que, conviene no olvidar, le sigue de cerca en la clasificación con una victoria menos. Décimos con siete triunfos, los azulgranas siguen mirando hacia la zona de play off, el octavo puesto sigue a un solo escalón de distancias, aunque conviene que no descuiden su espalda. La carrera de fondo continúa mientras el equipo de Perasovic se interna ahora en un tramo de calendario en el que será dominante el papel de anfitrión y defensor de la casa propia.

La limitación de efectivos obliga a los azulgranas a funcionar con control y precisión máximas Concentración

Sobre el papel, el Gran Canaria puede que sea un rival asequible al que el conjunto azulgrana ha superado en los dos duelos previos disputados esta campaña. Sin embargo, la limitación de efectivos en el que está sumida la escuadra azulgrana obliga a la máxima cautela. Dado que solo ocho jugadores merecen la confianza de Velimir Perasovic, la máquina azulgrana debe seguir funcionando con precisión y control incluso frente a oponentes de capacidad menor que el Fenerbahce y el Olympiacos.

El Baskonia estuvo cerca de sorprender a dos gigantes, pero mejor no dar nada por hecho ante un Gran Canaria de hechuras menores, pero consciente de que visita hoy a un rival vulnerable por su limitación de efectivos. Una jornada más, no se registrarán altas médicas en las filas vitorianas. Siguen faltando Shengelia, Granger, Sedekerskis y Garino, aunque en el equipo insular también se registran achaques físicos. Clevin Hannah es una baja ya asumida y, salvo sorpresa, tampoco podrá jugar Nikola Radicevic. En el puesto de alero, DJ Strawberry no pudo competir ante el Real Madrid debido a un problema en la rodilla y su participación en el encuentro de esta noche permanece en duda.

 

Fotos

Vídeos