Enoch, en el amistoso contra el London Lions. / Rafa Gutiérrez

La baja de Steven Enoch debilita el juego interior

La ausencia del pívot «varios partidos» quiebra una batería de hombres altos necesaria para competir en Europa

ángel resa
ÁNGEL RESA

Si Joan Peñarroya montase un circo le menguarían los gigantes. El entrenador que cuenta con un auténtico «máster» –vocablo suyo– en lesiones tras la accidentada campaña en Valencia tampoco halla la calma sobre este asunto tras llegar a Vitoria. Primero, la apendicitis alevosa y nocturna de Dani Díez al poco de empezar los entrenamientos

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores