Borrar
Miller McIntyre lanza a canasta en el triunfo de hace una semana logrado en Bolonia. EP
El factor Buesa Arena renueva la ilusión en el play in

Baskonia-Virtus | Viernes, 20.30

El factor Buesa Arena renueva la ilusión en el play in

La plantilla azulgrana se juega el 'play off' en casa, donde este curso ha derrotado a varios de los grandes aspirantes al título pero no al Virtus

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Jueves, 18 de abril 2024, 00:19

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Baskonia vuelve a jugarse mañana la vida aún con las heridas abiertas por el contundente tropiezo en su primer asalto al 'play off'. De nuevo otra final de triunfo obligado si quiere seguir caminando sobre el alambre de las eliminatorias continentales. Pero si su batacazo del martes fue en un escenario tan particular como el inusualmente vacío Stark Arena de Belgrado ante un Maccabi en el exilio, su encuentro decisivo será en casa. En un Fernando Buesa Arena donde esta temporada ha demostrado saber volar. Una historia completamente diferente. Tarea del irregular bloque azulgrana será cuajar una noche mágica y escribir el final feliz que un mal baloncesto le negó en su primera oportunidad.

El plantel de Dusko Ivanovic venía de dos contundentes triunfos como visitante que le han permitido asegurarse el factor cancha. Las victorias consecutivas ante el Real Madrid y el Virtus, su rival de mañana, entraban en pocos planes. Porque el Baskonia, si por algo destacaba, era por ser un mejor anfitrión que invitado. Ocho victorias ha computado como visitante durante la fase regular de la Euroliga; su cuenta en casa se eleva hasta las diez. Un motivo para la esperanza.

Pero no el único, porque en este escenario es tan importante el cuánto como el cómo. Y la mitad de esos triunfos han llegado ante adversarios que han terminado por delante del Baskonia en la fase regular. El Panathinaikos, Barcelona, Olympiacos, Fenerbahce -todos ellos clasificados de forma directa para las eliminatorias- y Maccabi sucumbieron en Zurbano. De la canasta sobre la bocina de Miller-McIntyre contra el equipo ateniense al triple ganador de Howard frente al bloque turco. Días de gloria. Solo el Real Madrid y el Mónaco salieron vivos de Vitoria.

De los siete mejores de la fase regular solo dos, Real Madrid y Monaco, ganaron en Vitoria

Aunque la realidad, como el propio juego azulgrana, también tiene altibajos. Los tres últimos -Estrella Roja, Alba y Asvel- también cayeron. Pero no así un equipo que se ha quedado lejos del 'play in' como el Bayern. También el Zalgiris y el Valencia lograron llevarse el triunfo del Buesa Arena. Tropiezos inusuales para un equipo instalado durante todo el curso en su particular montaña rusa. «Creo que el calendario nos está pesando. Somos una plantilla corta para jugar la Euroliga y la ACB y nos está afectando», declaró Dani Díez a Relevo, el digital deportivo de Vocento, horas antes de jugar en Belgrado.

Las dinámicas entran en juego

El Virtus fue otro de los siete equipos que se llevaron la victoria del Buesa Arena. El próximo rival azulgrana lo hizo el pasado diciembre: un 81-91 en el que se impuso el juego coral italiano sobre los pobres registros del Baskonia en el juego exterior. Una jornada en la que brillaron Shengelia y Belinelli, bien escoltados por otras piezas de probado talento. Es esa amplitud de plantilla una de las grandes bazas que esgrime el Virtus en su visita a Vitoria tras asaltar Estambul.

Pero el factor moral sí que cae del lado del Baskonia. Al fin y y al cabo fue el bloque vitoriano el que logró a domicilio un triunfo clave hace menos de una semana. Azares del calendario, buena parte de la ventaja de poder jugar como local la cimentó en su triunfo en Bolonia. Más ajustado que el de la primera vuelta, solo por cuatro puntos (91-95) pero suficiente para dejar su sello y avisar de lo que es capaz. Ese día sí que castigó, y de lo lindo, Howard, bien escoltado por Miller-McIntyre y Marinkovic. Se impuso la dinámica ascendente del Baskonia sobre la mala segunda vuelta que terminó de cuajar el Virtus. Aunque ahora es el cuadro de Luca Banchi el que llega tras saborear las mieles del triunfo.

«Creo que el calendario nos está pesando. Somos una plantilla corta para jugar la Euroliga y la ACB»

Dani Díez

El papel del Buesa Arena será equilibrar esa posible desventaja anímica con otra jornada ambiental para el recuerdo. Ahí el club ha preparado un recibimiento a lo grande y pide a los asistentes -los socios tendrán que pagar- que acudan con antelación y acompañen los minutos previos al partido con la linterna de sus móviles y un palmeo que impulse la moral de la tropa de Ivanovic.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios