Un Baskonia mermado por las bajas

Un Baskonia mermado por las bajas

Las bajas de Tornike Shengelia, Jayson Granger y Tadas Sedekerskis dejan bajo mínimos a la expedición azulgrana

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

El Baskonia, en su versión más breve, se mide a un Olympiacos qe cuenta con una de las plantillas más largas y bien armadas de la Euroliga. Conocidas y apuntadas son las bajas de Tornike Shengelia, Jayson Granger y Tadas Sedekerskis mientras que Patricio Garino sigue haciendo grupo viajando con el resto de sus compañeros a la espera de una reaparición que no tiene aún fecha definida. También es sabido el papel testimonial de Ajdin Penava o de los canteranos Arturs Kurucs y Miguel González, un trío más destinado a reforzar entrenamientos y rellenar convocatorias que a realizar una aportación sustancial al juego azulgrana.

La escasez marca el formato de bolsillo que ahora se ve obligado a manejar Velimir Perasovic. El croata mantiene una actitud estoica las limitaciones presentes mientras en la cocina del club vitoriano se trabaja en busca de refuerzos. Que los problemas físicos se ceben con los cupos de formación, con la situación más grave de Shengelia, es un problema añadido a la hora de buscar adquisiciones en un mercado ya de por sí complejo y muy escaso.