La resistencia de un equipo menguante

La resistencia de un equipo menguante

El Baskonia, con Hilliard ausente y Shengelia derribado en el segundo cuarto, sufre para frenar la ambición del San Pablo Burgos y conserva la segunda plaza de la tabla ACB

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

Poco importa sentirse arropado por la grada amiga del Buesa Arena o que la diferencia teórica con el rival de turno sea apreciable. Si al Baskonia le faltan de entrada Granger, Janning, Huertas y Hilliard y pierde a Shengelia en plena acción, no hay otro camino que el de la intermitencia, el desorden y el sufrimiento. Entre estas constantes tuvo que transitar el conjunto azulgrana para sacar adelante el duelo contra el San Pablo Burgos y conservar la segunda plaza en la clasificación ACB en plena recta de llegada de la fase regular.

El conjunto vitoriano ve acercarse los play off por el título liguero desde la atalaya más cercana a un liderato que aún está en manos del Real Madrid. Conservar la posición ganada y evitar que el Barcelona recupere terreno es el objetivo fijado para un Kirolbet que aún debe recibir al Joventut y visitar al Valencia Basket para dar por concluida la Liga regular. Se trata de una meta al alcance, aunque es posible que el cuadro azulgrana necesite tanto las victorias por venir como una buena ración de descanso o una visita al taller de reparación.

87 Kirolbet Baskonia

Vildoza (16), Shields (15), Garino (19), Shengelia (7) y Poirier (15) -cinco inicial- Voigtmann (7), Sedekerskis (6), Diop (-) y Jones (2).

79 San Pablo Burgos

Fitipaldo (11), Benite (10), Zipser (6), Cancar (-) y Lima (4) -cinco inicial-, Barrera (7), Vega (5), Frazier (13), Huskic (16) y Álex López (5).

Parciales:
20-20, 19-17, 21-22 y 25-20
Árbitros:
Jordi Aliaga, Rafael Serrano y Rubén Sánchez Mohedas. Sin eliminados. Señalaron técnica a Perasovic (min. 23).
Incidencias:
Partido correspondiente a la trigésima segunda jornada de la Liga Endesa disputado en el Fernando Buesa Arena de Vitoria ante 9.845 espectadores.

En los prolegómenos del duelo ante los burgaleses, a las bajas ya previstas se sumó la de un Hilliard con un parte de ausencia plenamente justificado ante su deseo de acompañar a su pareja en el nacimiento de su primer hijo. La falta de personal se acumulaba en la línea de perímetro mientras el puesto de base seguía siendo cosa de uno, con Vildoza como único timonel. Para colmo, Shengelia sería el siguiente en caer derribado tras recibir un golpe en pleno rostro de Lima avanzado el segundo cuarto que le borró por completo del encuentro. De nuevo, un parte de accidentes de lo más extenso para este Baskonia que no encuentra tregua médica. Perasovic se vio obligado a aplicar medidas de urgencia a base de ampliar el protagonismo de Sedekerskis o concediendo a Shields el papel de subir el balón durante los minutos de descanso de Vildoza.

Tantas grietas condenaron al Baskonia a la intermitencia continua, a la obligación de poner en cancha quintetos atípicos y a experimentar una sensación de angustia constante por mucho que el San Pablo Burgos tuviera sus limitaciones y la baja del sancionado Sutton. El acierto triple de Garino y los puntos de Shengelia favorecieron el arranque de la escuadra azulgrana, capaz de marcar una ventaja inicial de nueve puntos (13-4, minuto 5). El ritmo lento y la falta de intensidad ponían el partido en barbecho mientras los burgaleses recuperaban terreno de la mano de Fitipaldo y Benite. Parecía existir un pacto de no agresión entre ambos equipos, sin apenas contactos ni lucha bajo los aros. La primera entrega se saldó con un 22-20. El San Pablo Burgos apostó por la defensa zonal, respondida de inmediato con un triple y una canasta doble de Shields. Cinco puntos del alero y un elegante gancho de Voigtmann ayudaban a abrir brecha (31-22, minuto 14). El despegue quedaba frustrado ante la irrupción en la zona de un Huskic de alta eficacia, encargado de liderar un parcial de 0-9 que devolvía la igualdad en el marcador (31-31, minuto 16).

En pleno rostro

El Baskonia se veía sumido en una incomodidad tenaz, agudizada tras perder a un Shengelia bañado en sangre tras el fuerte golpe propinado por Lima. Se estiraban un tanto los azulgranas con un 41-37 al descanso. Shields y Poirier abrían el tercer cuarto pletóricos (46-39, minuto 22), pero la tercera falta de Vildoza frenaba en seco el nuevo intento de escapada. El castigo fue seguido de las protestas de Perasovic, sofocadas con una técnica. El equipo de Epifanio recuperaba terreno mientras se quitaba de encima los complejos para atacar de frente el encuentro. El Baskonia se topaba con un visitante capaz de endosarle un parcial de 0-10 entre el cierre del tercer capítulo y el inicio del cuarto final 62-65, minuto 33). El San Pablo tomaba la delantera en el luminoso hasta alcanzar una renta máxima de 66-70 a seis minutos del duelo.

La acción conjunta de Vildoza, Poirier y Shields ayudaron a encauzar el duelo en la recta final Decisivos

La iniciativa en la maniobra de salvamento llegó con la valentía de Vildoza, dispuesto a tomar la senda individual, pero también escoltado por Poirier y su bendito poder en el rebote ofensivo. Ocho puntos del argentino y cuatro del francés pudieron más que la brillante labor de Huskic, emborronada por un intento triple que apenas rozó el aro. El error del serbio dejó al San Pablo Burgos sin opciones para culminar la hazaña mientras Shields se encargaba de sellar el triunfo con un triple. El Baskonia lograba mantenerse en pie a costa de un esfuerzo y un desgaste enormes, con hasta cuatro jugadores por encima de la media hora de juego.

Noticias relacionadas