El Baskonia quiere desplegar las alas en Europa

El Baskonia quiere desplegar las alas en Europa

El margen de maniobra en la Euroliga es escaso y ganar en Turquía se antoja vital para seguir vivos en la competición

Gabriel Cuesta
GABRIEL CUESTA

Salir del pozo requiere tiempo y paciencia. No es cosa de un partido. Ni de dos. Velimir Perasovic es consciente de que su Baskonia necesita margen para lamerse las heridas y comenzar a despegar en la Euroliga. «No se puede hablar de una recuperación porque no han pasado muchos partidos», advertía antes de la cita de este viernes ante el Anadolu Efes.

Ante el Panathinaikos por fin llegó la esperada victoria en Europa tras tres derrotas consecutivas en la competición. Un triunfo que, junto a la buena marcha en la ACB, ha dado «más confianza» al Baskonia, reconoció el propio técnico. La actuación en el Buesa Arena ante un rival de peso como el conjunto griego debe servir a los vitoriano como un punto de inflexión para no perder el tren en el Viejo Continente.

El margen de maniobra en Europa es escaso y cambiar la dinámica se antoja vital si el Baskonia quiere enchufarse en la Euroliga. Con Granger ya recuperado en la sala de máquinas, la principal baja la de Garino, que estará seis semanas ausente por una lesión de rodilla.

Una victoria amortiguaría la caída y daría carpetazo a un mes de noviembre para olvidar en Europa. También serviría para encarar con mayor autoestima los cinco compromisos que restan a 2018 en diciembre: CSKA de Moscú, Maccabi, Gran Canaria, Barcelona y Khimki. Un mes que puede servir para regenerar la ilusión para 2019 y hacer cumplir ese conocido dicho popular de 'año nuevo, vida nueva'. Turquía podría ser la pista de despegue para que el Baskonia despliegue sus alas.

 

Fotos

Vídeos