Borrar
McIntyre, emparedado durante el partido inaugural de la ACB que ganó el Baskonia en Lugo. Prensa2
El Baskonia y su relevante paréntesis doméstico
Baskonia-Breogán | 12.30 horas

El Baskonia y su relevante paréntesis doméstico

El equipo azulgrana aparca por unas horas las emociones europeas para afrontar un triunfo imprescindible que le mantenga con posibilidades en la ACB

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Domingo, 14 de abril 2024, 00:30

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En esta época de la corrección política llevada al extremo y el delgadísimo papel de fumar -perdón por si se interpreta como una apología de los malos humos- cuesta escribir la verdad. Que desde la perspectiva del Baskonia significa entender la cita matinal con el Breogán -vayan los respetos debido a la entidad gallega- como uno de esos inconvenientes partidos de la ACB. Sobre todo porque abre un paréntesis entre tantas emociones europeas acumuladas. Entre el triunfo en Bolonia que duplica las opciones continentales del equipo vitoriano y esa primera posibilidad de amarrar el éxito pasado mañana en el destierro serbio del Maccabi.

Pero resulta que la visita celeste de hoy cobra, con la clasificación en la mano, una relevancia irrebatible. A estas alturas del curso, el estudiante azulgrana presenta un boletín académico continental mejor que el doméstico. Al menos, el cuadro de Dusko Ivanovic pisa el vestíbulo de la Euroliga mientras que aún debe pelear su incierta presencia en los 'play off' de la ACB. El mínimo requisito indispensable para un club de la tradición del Baskonia que ya faltó a la Copa de febrero.

Quedan seis partidos y el grupo alavés no depende de sí mismo. Por poco creíble que parezca, la escuadra de Betoño ha de sumar de aquí al 12 de mayo una victoria más que el Manresa, un adversario que incluso le supera en su afán por el vértigo y las transiciones sin descanso. De ahí que el conjunto azulgrana piense, sí o también, en solventar el compromiso a la hora del vermú. De lo contrario, la épica puede cansarse de tantas invocaciones vitorianas.

El equipo vitoriano necesita un triunfo más que el Manresa en las seis jornadas que faltan

El bloque de Zurbano cuenta con sacar adelante los tres compromisos al amparo de su público -hoy, Girona y el muy peliagudo Murcia de Sito Alonso- y el 'rasca y gana' en la visita al colista Palencia. Claro que el grupo del mariscal es capaz de tocar el cielo con los dedos y también de embarrar el asfalto. Más que nada porque los otros dos desplazamientos le conducirán a los recintos de los mejores de la fase regular: el intratable Unicaja de Ibon Navarro y el Real Madrid al que, en versión europea, derrotó hace nuevo días. Mejor no encomendarse a la suerte y desbancar al Manresa de la octava y última plaza para las preceptivas, desde la visión azulgrana, eliminatorias por el título.

Un rival agobiado

Hoy acude al Fernando Buesa Arena un adversario agobiado por la proximidad del descenso que alejó algo la semana pasada tras batir al Palencia en su Pazo. Un grupo en las antípodas del azulgrana por dos razones de peso. La primera, la fortaleza local (balance de 10-4 en Betoño) frente a la vulnerabilidad visitante (3-11 aunque con una muesca histórica en el Palau Blaugrana).

La segunda, dos conceptos antagónicos de enteder el baloncesto por convicción o el diferente talento de los planteles. El cuadro de Ivnovic representa el cuarto ataque del torneo (87,6 puntos) y recibe más puntos (87,9) que ningún otro. Mientras que el de Veljko Mrsic cierra el apartado de la anotación (muy pobres 73,8) pero sólo dos clubes admiten tanto en contra (79,4). El duelo inaugural de la ACB deparó el triunfo alavés (79-88) con 29 puntos de Markus Howard.

El Breogán llega sin Ben McLemore, su máximo anotador

Fernando Buesa Arena sin Ben McLemore, su máximo anotador con un promedio de 13,7 puntos por partido. Según el diario lucense 'El Progreso', el escolta estadounidense (1,96 metros) tenía prevista su llegada a la ciudad gallega procedente de Oregón (EE UU) ayer por la noche o en esta madrugada.

El exterior norteamericano, elegido como número 7 en el 'draft' del año 2013, se incorporó a la disciplina de Veljko Mrsic el pasado diciembre ante la delicada situación clasificatoria del conjunto celeste. Ahora mismo, el Breogán sólo mantiene un triunfo de renta sobre la caída a la LEB Oro.

McLemore se encuentra en libertad después de depositar la fianza tras ser acusado de violación hace tres años durante su etapa en Portland Trail Blazers (NBA).

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios